×
  • LOCAL
  • ESTATAL
  • EL GRILLERO
  • EL PAÍS
  • DEPORTES
  • LA OPINIÓN
  • TRIBUNA
  • INSÓLITO
  • ESPECTÁCULOS
  • POLÍTICA
  • MUNDO
  • CLASIFICADO
  • CONTACTO


  • Real Madrid a un ‘pasito’ del título en España

    2017-05-17 16:14:38 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    El equipo merengue goleó 4-1 al Celta como visitante y le basta sumar un punto en la última jornada para levantar el título de liga


        

    VIGO

    El Real Madrid, liderado por la velocidad y la pegada de Cristiano Ronaldo, recuperó el liderato tras vencer al Celta de Vigo (1-4) en el partido aplazado, y se proclamará campeón de Liga si el próximo fin de semana logra puntuar en su visita al Málaga en el cierre de la competición.

    No hubo sorpresas en los equipos titulares. El técnico celeste, Eduardo Berizzo, no recuperó al mediocentro serbio Radoja, con molestias en el tendón de aquiles; el francés Zinedine Zidane prefirió a su compatriota Varane antes que a Nacho, al que el Comité de Apelación había levantado la sanción.

    Tampoco hubo sorpresas en el guión táctico: el Celta tuvo la pelota y el Real Madrid la velocidad y la pegada, como demostró Cristiano Ronaldo a los diez minutos. Gol en la primera oportunidad. Recogió fuera del área una pelota que guiaba Isco e inventó un latigazo imparable.

    Vivió cómodo el Real Madrid durante la primera media hora, sin grandes sobresaltos, resguardado con ese gol del internacional portugués. Tampoco inquietó mucho el Celta, desde hace semanas sin el ataque afilado. Lo intentó cuando su fútbol empezó en los pies de Jozabed, que trató de asociarse con velocidad con el trío de ataque, como cuando combinó con Pione Sisto, que culminó mal (min.25).

    El Real Madrid apenas se asomó a la portería de Sergio Álvarez. Sólo mediada la primera mitad, en un contragolpe que inició con una recuperación en el centro del campo y concluyó dentro del área con un gran pase de Benzema a Cristiano Ronaldo que anuló Roncaglia en el momento justo (min.26).

    Se desperezó el Celta en los últimos minutos. Se adueñó de la pelota, fue hacia arriba y lanzó varios avisos: un tiro de falta de Wass que despejó Keylor Navas (min.30); un par de lanzamientos ajustados de Aspas entre los minutos 35 y 36; y una acción por banda izquierda que acabó con una mano de Varane al borde del área que el árbitro no vio (min.38).

    Insistió el Celta, rápido en las transiciones pero fallón en los metros finales. Encerró al Real madrid, que únicamente se refugió en los contraataques, la velocidad y la calidad de sus jugadores para trenzar una salida rápida, con precisión, tal y como hizo al filo del descanso en un balón que Kroos colocó a Benzema, blando en el tiro ante Sergio (min.45).

    Esa versión del Real Madrid letal volvió nada más abrir la segunda mitad. Un fallo enorme de Guidetti para empatar el partido se transformó segundos después en una carrera de Isco con gol de Cristiano Ronaldo, un contragolpe de manual. El gol fue un relámpago que concentró la esencia del fútbol: el Celta perdona y el Real Madrid mata.

    El partido, dormido, lo revolución Martínez Munuera cuando expulsó por segunda tarjeta amarilla a Iago Aspas. El delantero gallego pidió penalti de Sergio Ramos pero el árbitro no castigó el contacto y le amonestó. Poco después, con Balaídos airado, el colegiado no sancionó a Cristiano Ronaldo por fingir una caída en el área celeste o a Casemiro por una dura falta cuando tenía ya tarjeta amarilla.

    El caos se adueñó del partido. Una pérdida de Isco la aprovechó el Celta para empatar Guidetti en un lanzamiento que tocó en Sergio Ramos y desconcertó a Navas. El ímpetu celeste lo aplacó el Real Madrid con otro contragolpe, guiado por Cristiano, Benzema y Marcelo, que asistió para el gol del francés.

    Ese tercer gol derribó al Celta. Se volcó el Real Madrid. Y pudo golear: Ronaldo, tras varios pases con Kroos, falló lo impensable ante Sergio Álvarez (min.74), que se lució a continuación con una estirada en un lanzamiento de Isco.

     

    La siguiente, clara, fue para Modric. Y el gol que cerró el partido llegó al borde del partido con un lanzamiento muy cómodo del alemán Kroos. El Madrid está a un solo punto de un nuevo título liguero.

     

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Liverpool se acerca a la final de laChampions tras golear al Roma

    2018-04-24 14:34:49 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Mohamed Salah dirigió este martes la exhibición del Liverpool sobre el Roma (5-2) en Anfield y, con un doblete sublime en la primera mitad y dos asistencias en la segunda, impulsó el sueño de los 'Reds' hacia la final de la Liga de Campeones en Kiev.


        

    El delantero egipcio, recién nombrado mejor futbolista del año en Inglaterra y uno de los nombres más codiciados a día de hoy en el mercado, sigue haciendo méritos para pelearle el Balón de Oro a Cristiano y a Messi: sus 43 goles en 47 partidos esta temporada -diez de esos tantos en la 'Champions'- así lo demuestran.

    El Liverpool de Jürgen Klopp, el único equipo invicto del torneo, y el Roma de Eusebio Di Francesco, con la moral por las nubes tras la histórica remontada en cuartos ante el Barcelona, dos conjuntos que nadie esperaba en semifinales, buscaban en Anfield dar el primero de los dos pasos necesarios para estar el próximo 26 de mayo en el Estadio Olímpico de Kiev.

    La mejor versión de los 'Reds' y de Salah aniquiló a los italianos, que sólo consiguieron oponer resistencia y presentar batalla en los últimos diez minutos, en los que primero Edin Dzeko y luego Diego Perotti, de penalti, vieron portería para dejar la eliminatoria ligeramente 'abierta'.

    La temible 'MSF', la sociedad formada por el senegalés Sadio Mané, el brasileño Roberto Firmino y Salah, hizo añicos a la defensa de tres hombres que planteó esta noche Di Francesco y que tan buen resultado le dio ante el Barcelona.

    Después de 15 minutos valientes de los 'gialorrossi', en los que inquietaron ligeramente a Karius, con un disparo al travesaño de Kolarov incluido que silenció Anfield, llegó el vendaval de los de casa.

    Se repuso bien el Liverpool al mazazo de perder a Oxlade-Chamberlain por lesión en los compases iniciales y, pasada la media hora, poco después de que Mané avisara con dos disparos a bocajarro y el Roma, temeroso, diera un paso atrás, Salah se apuntó el primero de sus dos tantos.

    El 'faraón', escorado a la derecha, recogió el esférico, armó la zurda, cargó y sacó un disparo que clavó en la escuadra derecha de la portería de un Alisson que no pudo otra cosa que ver cómo el balón se alojaba en el fondo de su portería.

    El gol dejó totalmente noqueado al Roma, que a punto estuvo de llevarse el segundo en la siguiente jugada cuando Lovren, libre de marca en el área, mandó su cabezazo directamente al travesaño.

    Pero no tardó en llegar el segundo, y, en los últimos instantes de la primer mitad, Salah volvió a demostrar su magnífico entendimiento con Firmino y ajustició al Roma al picar con elegancia el balón ante la salida de Alisson tras un contragolpe.

    La segunda mitad, hasta los últimos diez minutos, fue un paseo de los de Klopp, que avasallaron al Roma y dejaron la eliminatoria prácticamente vista para sentencia. Sólo un empujón tardío de los de Di Francesco, ya con defensa de cuatro hombres sobre el verde, impidió a los romanos despedirse de la serie.

    Salah ejerció de goleador en los primeros 45 minutos y de asistente en los segundos. El tercer y el cuarto tantos de los 'Reds' salieron de sus botas, primero al poner un balón desde la derecha en boca de gol a Mané y después en una jugada prácticamente calcada pero con diferente receptor, Firmino.

    El gol que completó la 'manita' se lo apuntó también el delantero brasileño al aprovechar la enésima desconcentración defensiva de los italianos y cabecear picado en el minuto 68 desde el área pequeña un saque de esquina.

    Se relajó entonces el Liverpool, ya con Ings sobre el campo en lugar de Salah, y lo acabó pagando. A falta de nueve minutos para la conclusión Nainggolan se echó a su equipo a la espalda y primero puso un balón largo a la espalda de la defensa que se comió Lovren y no falló Dzeko y después provocó un penalti por mano de Milner tras un lanzamiento desde fuera del área.

    Perotti, que había ingresado en el segundo tiempo por Juan Jesús, no falló desde los 11 metros y se apuntó el segundo del Roma. Los aficionados visitantes no sabían muy bien cómo, pero veían en el marcador un 5-2 y que su equipo se había metido en la eliminatoria.

    No se volvió a mover el marcador de Anfield pese a las acometidas romanas y el Liverpool, cinco veces campeón de Europa, dio, aunque con susto, un paso importante hacia su sexto entorchado.

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn