×
  • LOCAL
  • ESTATAL
  • EL GRILLERO
  • EL PAÍS
  • DEPORTES
  • LA OPINIÓN
  • TRIBUNA
  • INSÓLITO
  • ESPECTÁCULOS
  • POLÍTICA
  • MUNDO
  • CLASIFICADO
  • CONTACTO


  • Duarte, tirado e impotente en una jaula móvil para delincuentes

    2017-04-20 08:31:47 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Lanzado con fuerza por miembros de un cuerpo policial de élite de Guatemala para eludir el enjambre de periodistas, camarógrafos y fotógrafos, y esposado, Javier Duarte de Ochoa cayó como un costal en la celda de la patrulla.


        

    El golpe del reo 28 resonó en el vehículo listo para abandonar raudo una calle de acceso y de salida de la Torre de Tribunales, en el corazón de esta ciudad: el político mexicano acusado de presunta corrupción quedó acostado —de frente a sus perseguidores de cámaras, luces y grabadoras— y exhibido impotente, con las piernas abiertas en una jaula móvil.

     

    El caos cundió cuando el ex gobernador de Veracruz inició a las 12:20 horas locales (13:20 en el centro de México) un recorrido de 10 minutos a pie al salir y bajar de ese calabozo ambulante blindado en el que viajó de la cárcel de Matamoros a la Torre de Tribunales, en el corazón de esta ciudad. Y persistió el desorden cuando salió, cerca de las 16:00 horas.

     

    Se le vio serio en todo momento, sin la sonrisa que lució el domingo pasado, en su detención.

     

    Al entrar y al salir fue recibido y despedido por un coro de mareros o pandilleros y de otros delincuentes guatemaltecos que le gritaron. “¡Basuraaaa!”, corearon al pasar frente a ellos, retenidos en “carceletas” en el sótano de la Torre.

     

    “¡Quiébrenlo!”, clamó alguno. “Mmmmm”, fue lo único que murmuró el mexicano, como tratando de oponer resistencia cuando un oficial de Guatemala le pidió que se quitara sus zapatos para una inspección de rigor antes de entrar a la Torre, donde fue sometido a un cateo personal minucioso de pies a cabeza en medio del asedio de la prensa.

     

    Un aparato de seguridad de la Policía Nacional Civil (PNC) y del Sistema Penitenciario, que le trasladó, nunca dejó de avanzar hacia una sala del piso 11, donde Duarte compareció ayer ante un tribunal guatemalteco que tramita su extradición.

     

    Ni a la entrada ni a la salida el político respondió preguntas.

     

    ¿Qué le dice al pueblo mexicano? ¿Está arrepentido? ¿De qué sonrió cuando lo detuvieron? Y otras más quedaron sin respuesta: Duarte se mantuvo fiel a su libreto de silencio, pese al tumulto, a los empujones y a otras preguntas como si tuviera miedo de regresar a México... Se mantuvo serio, con rostro de molestia, de incomodidad.

     

    Al ingreso llegó engrilletado de manos por delante, con un chaleco antibalas, vestido con pantalón vaquero azul, camisa de cuadros lilas, negros, blancos y rosados, y zapatos café. Cuando un agente penitenciario le pidió que se quitara los zapatos para que fuera revisado por un oficial, intentó resistirse. “Eso lo sintió denigrante”, contó el oficial de turno a cargo de la revisión. Antes de la inspección, y como otra norma, con las esposas se le ató de manos a la espalda y los grilletes y cadenas de los pies pasaron a la parte trasera de su cuerpo. Un oficial hizo otra revisión y encontró un lapicero en el pantalón y se lo quitó. Por precaución, está prohibido. Duarte obedeció.

     

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    No voy a perder la mesura: Meade

    2017-12-14 08:05:57 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    El precandidato sostiene que evitará caer en una campaña electoral agresiva o de calificativos.


        

    CIUDAD DE MÉXICO.

    José Antonio Meade aseguró que en su campaña no modificará su estilo mesurado ni caerá en una guerra de descalificaciones al estar convencido de que la prudencia genera confianza a los mexicanos.

    El precandidato del PRI aseguró a Excélsior que quiere ganar la Presidencia a partir de sumar y criticó a quienes proponen darle un giro radical al régimen del país, pues él apuesta por consolidar las reformas que se han trabajado durante los años recientes.

    Reconoció que algunas instituciones de seguridad pública han fallado en su labor, pero rechazó que la amnistía a los criminales sea una opción. También afirmó que su ánimo es bueno aunque hay encuestas que lo ubican en el tercer lugar de la contienda electoral porque sabe venir desde atrás para ganar.

    Para el exsecretario de Hacienda, México necesita propuestas de gobierno serias, “no ocurrencias ligeras y en algunos casos casi de locura”.

    “sé llegar desde atrás  para ganar”

    Asegura que seguirá con su estilo mesurado y que no tiene ningún tema tabú

    Decidido a no modificar su estilo personal mesurado durante su campaña, porque está convencido que eso genera confianza a los mexicanos, José Antonio Meade no se desanima por las encuestas que lo ubican en segundo o tercer lugar, porque sabe venir desde atrás para ganar.

    En entrevista con Excélsior, el precandidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la Presidencia de la República aclara que carece de tabúes en temas como el aborto, la legalización de las drogas y los matrimonios del mismo sexo, porque como servidor público sabe diferenciar entre sus valores personales y su obligación de cumplir la Ley.

    José Antonio Meade también aclara que esta semana buscó al expresidente Vicente Fox porque quiere ganar la Presidencia de la República a partir de sumar, no de dividir, como plantean otras opciones políticas, que también proponen un cambio radical de régimen para el país, cuando lo fundamental es dejar de inventar al país cada seis años.

    Traza también las diferencias en materia de seguridad pública con quienes disputará el triunfo de julio próximo, pues admite que no todas las instituciones de seguridad pública han estado a la altura del reto, pero aclara que no cree en la amnistía a los criminales ni apuesta por el debilitamiento de quienes todos los días se esfuerzan por proteger a los ciudadanos.

    “Claramente, lo que este país necesita no es más impunidad, sino menos, que cada vez que haya un acto de violencia, este acto de violencia tenga consecuencias. Hay quien dice que la forma de combatir la violencia es debilitando a quienes nos cuidan y nos protegen, yo más bien creo que lo que tenemos que hacer es ir buscando dónde está (…) y en la medida en que vayamos teniendo claros cuáles son esos espacios de responsabilidad, con un buen cumplimiento de la ley y un buen diseño para enfrentar el reto, vamos a recuperar la paz y la tranquilidad”, adelanta.

    “No soy pirrurris”

    Es evidente que José Antonio Meade pisa terreno nuevo, pero no se le nota nervioso. Es un hombre amable, que en la conversación con Excélsior se muestra sonriente. No evade respuestas, pero la parquedad en algunas de ellas evidencia el interés que tiene en el tema, como cuando se le pregunta si es un “pirrurris”, calificativo que le endilgó el precandidato presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador.

     “Todos quienes me conocen saben que no”, responde y muestra así en los hechos la convicción que tiene de no emprender una campaña de descalificaciones.

    Atacado por sus principales adversarios electorales, que usan la oratoria para ganar adeptos y la descalificación para provocar polémica, José Antonio Meade afirma que no caerá en una campaña electoral agresiva, porque hoy México necesita propuestas serias e informadas y “no de ocurrencias ligeras y en algunos casos casi de locura”.

    Niega que su estilo mesurado sea una desventaja en una campaña electoral, incluso aclara que está acostumbrado a venir desde atrás para ganar, por lo que las encuestas ni le quitan ánimo ni le hieren el orgullo.

    “El hecho de compararme con quien lleva muchas décadas de hacer campaña y que recoge una parte minoritaria de la expresión del voto, y con quien lleva mucho tiempo usando spots y que recoge también una expresión que lo ubica incluso debajo de mí, este arranque pues es bastante auspicioso”, asegura.

    Añade que “de hoy en adelante voy a dejar salir al Meade que sí conocen. Al Meade que da resultados. Al Meade que ha sido confiable. Al Meade que ha dado certeza. Al Meade que ha puesto su experiencia al servicio de cada uno de los espacios que he tenido oportunidad, no sólo de trabajar, sino de dar resultados.

    “Sí estamos en un momento distinto, porque hay mucho en juego. En esta elección se van a tener que tomar decisiones fundamentales; la más importante es en manos de quién queremos tener a nuestras familias y a nuestro futuro.

    “Y yo estoy seguro que en un planteamiento que habremos de ir desarrollando, en un espacio que primero nos llevará a platicar con militantes y luego apoyar propuestas y después a presentarlas, para poderlas contrastar, vamos a llegar a un momento en que lo que importe no sea el estilo y los adjetivos, sino realmente la reflexión y a quién le tenemos confianza”, resalta.

    Adelanta a sus adversarios que por más que busquen para generarle una campaña sucia y descalificarlo ante los ciudadanos, nada encontrarán.

    Al arranque de la campaña por una sucesión presidencial que desde su punto de vista tiene una carga distinta, porque los mexicanos deben decidir en manos de quién dejan su familia y su economía, José Antonio Meade asegura que México ya no debe reinventarse cada seis años y así rechaza la propuesta electoral de sus adversarios, Por México al Frente y Morena, que instan al cambio de régimen en el país y explica que sostendrá las reformas estructurales promovidas por Enrique Peña Nieto, porque generan progreso al país, no porque controlen los precios.

    “No debemos caer en este juego de que cada seis años nos reinventamos, de que cada seis años salgamos a decir que todo estuvo mal, de que cada seis años pensemos que no hubo avances”, dice.

    —¿Qué tan conservador es José Antonio Meade en temas como el aborto, la legalización de drogas y el matrimonio de personas del mismo sexo?

    —Ahí siempre tiene uno que distinguir. Los valores personales míos son conocidos. Soy un hombre de familia. Soy un hombre de fe, pero también soy un hombre de instituciones y soy un hombre que cree en el respeto de los derechos.

    —¿No hay tabúes?

    —Yo creo que cualquiera que aspire a hacer política tiene que partir sobre la base, la primera y más importante, de ser respetuoso de la ley.

    Identificado como parte del grupo académico-político formado por el canciller Luis Videgaray, Excélsior pregunta a José Antonio Meade qué tanto influye en él quien fuera también su antecesor en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

    “Somos muy amigos desde hace 30 años y tengo la fortuna de haber conocido a mucha gente a la que le tengo afecto, a la que le tengo aprecio, de la que he aprendido, y me parece que eso es parte de lo que enriquece la trayectoria del servicio público; el diálogo, la construcción de acuerdos, la capacidad, la empatía y de buscar en cada uno su visión y su punto de vista, para ir enriqueciendo la propia”, asegura.

    EL PRI AVALA COALICIÓN

    El Consejo Político Nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI) aprobó el convenio de coalición con el Partido Verde y Nueva Alianza para la elección de 2018, el cual será registrado ante el Instituto Nacional Electoral (INE) hoy.

    Tras un homenaje y un minuto de aplausos en memoria de Jorge Schiaffino, quien falleció en días pasados, la secretaria general del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI, Claudia Ruiz Massieu, aseguró que con esto se da un paso más a la victoria para 2018.

    Explicó a los consejeros que con los partidos aliados desarrollarán estrategias, propuestas y acciones para buscar la confianza ciudadana. Aseguró que convencerán a los mexicanos que son la mejor opción política y por lo tanto ganarán el proceso electoral federal 2017-2028.

    En su 42 sesión  extraordinaria, luego del  voto de los 504 consejeros presentes en el auditorio Plutarco Elías Calles, el líder del PRI, Enrique Ochoa, señaló que con  la alianza  “se crea la fuerza ganadora para que Pepe Meade sea el próximo Presidente”.

    “Entre más gente conoce a Meade, más gente quiere votar por él. Vamos a vencer a López Obrador, que de locura en locura quiere convertir a México en Venezuela.”

     

    Una ausencia notable en el acto fue la de la exgobernadora Ivonne Ortega

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn