×
  • LOCAL
  • ESTATAL
  • EL GRILLERO
  • EL PAÍS
  • DEPORTES
  • LA OPINIÓN
  • TRIBUNA
  • INSÓLITO
  • ESPECTÁCULOS
  • POLÍTICA
  • MUNDO
  • CLASIFICADO
  • CONTACTO


  • FLAQUEZAS. PARADIGMAS. TURISTEROS. QUINCENA. NUBES. TANTO. IRA.

    2017-04-16 22:47:21 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Ni tan blanco el saldo de la Semana Santa en la región. Ahogados, atropellados, chocado, asesinados. Por más que las autoridades se esfuerzan en sus tareas de prevención y auxilio, siempre hay una fuerza superior, la fuerza de la imprudencia, que abate cualquier tarea al respecto


        

    También, como siempre, la mayoría de las contingencias cuaresmeras tuvo que ver con la ingesta inmoderada de pisto, con el exceso de velocidad, con reyertas sin sentido, con las flaquezas de la condición humana. Hay nos vamos mientras no entendamos.

     

    La aprehensión del Duarte jarocho será el tema de semanas. Casi un sexenio con las arcas públicas a su disposición, alguna vez puesto como muestra del nuevo PRI, seis meses prófugo, millones y millones de pesos supuestamente robados al erario veracruzano, desmanes los que usted quiera cargarle, sed inagotable de riqueza, naqueza en sus gustos de arte, figura antiestética, sangre pesada sólo al verlo, crímenes de periodistas sin resolver, más cuentas bancarias que Slim, casas y departamentos en varios continentes, fosas comunes clandestinas, pobreza extrema, mentiroso compulsivo, un lastre para su ex partido, que a querer y no tuvo que darlo de baja, un acabado ejemplo de lo que no debe ser un servidor público, una vergüenza nacional, prototipo equivocado del mexicano. Qué diferentes epítetos a los calificativos laudatorios que sin medida le obsequiaban al inicio de su carrera de bandido. De curiosos, de morbosos más bien, nos pusimos a hurgar en la biografía política de su sucesor en la gubernatura y vieran que es acusado casi de lo mismo que  este gordo. Si acaso los distinguen por sus partidos de procedencia, aunque Yunes primero fue del PRI y luego se azuló. En suma, hablamos de política, ese vicio negro que hunde a México y, poco nos apuran, también al resto del mundo, con Trump, Putin, Maduro Hassad  y Kim Yong Un como paradigmas del mal.

     

    Algo falló el sábado pasado, penúltimo día vacacional. Tradicionalmente la gente no cabe en las márgenes de la presa, pero ahora fue escasa la audiencia, denotando posible falta de promoción o posible falta de lana, en los dos casos nada bueno para los empresarios  turisteros. De que hace falta mayor atención de los municipios, del Estado y de la Federación para impulsar el turismo, ni duda cabe. Nomás dicen y poco o  nada hacen. 

     

    No bien terminó el asueto y empezó la semana laboral, el proceloso mundillo de la grilla se desamodorró con el asunto del Auditor Superior del Estado, algo que amaga con crecer y salirse de madre, dados los actores que intervienen en el caso. Por una parte, el Poder Ejecutivo, por la otra parte del Legislativo, y en una nada, sino impera la templanza y el buen entendimiento entre uno y otro, aquello terminará como el célebre Rosario de Amozoc, con descalabrados por todas partes. En la cuerda floja, bailando la macabra danza de la muerte, se encuentra Nacho Rodríguez, quien seguramente ni en su más amarga alferecía pudo vivir lo que en la cruda realidad está viviendo: que la oposición a su nombramiento proviniera del mismo bando político al que ha pertenecido. Ni una mísera quincena quieren que le llegue.

     

    Otro penoso caso que entrará en ebullición en los días próximos inmediatos, pues ya se está oxidando, es el relevo del PRI estatal. Con la diligencia actual amparada por si las moscas, con un delegado fantasma, con un cero en actividad, los tricolores que no se han amparado ni se han cambiado de partido se muerden lo que les queda de uñas porque ya se elija al sucesor de Dowell para ponerse a hacer el recuento del desastre, pues ni eso han hecho. Con esas pachorras bien los puede alcanzar la elección próxima y ellos en las nubes.

     

    A la espera de mayores noticias acerca de obra pública para el Municipio, ya con seis meses de la actual administración: así se encuentra gran parte de la ciudadanía. Ya pasaron los días y las semanas en que toda la culpa de todos los males la tenían los que se fueron, ese bono de la noble y esperanzada población ya se agotó. Lo que sigue es gestión, obtención de recursos, imaginación, asociaciones productivas, trabajo material, aumento del equipamiento urbano, mayor limpieza pública, mejora en el alumbrado, revitalización ecológica, impulso al arte y la cultura, mayor seguridad pública.Tanto por hacer.  

     

    El senador Patricio Martínez ha aparecido últimamente más en cuestiones  de la farándula que de la política.Una mañana en el senado, quizá acabando de despertar de unos de eso coyotitos  que de vez en vez se descabeza, se apoderó del micro y dijo algunas incoherencias acerca del ejército. A los conductores de un programa televisivo les pareció gracioso y lo parodiaron, provocando sus furias.Días después intervino quejándose de que cuando aterrizan, los aviones se sacuden mucho. Otros comediantes agarraron al vuelo la oportunidad y le volvieron a poner su parodiada, con su ira anexa. Importantísimos asuntos ambos para el bien de la República. Y luego aún le quedan casi dos años.

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    MAGIA. LIBRO. RUBOR. ANDREA. DIENTES. MILAGRO. PRECIO. TAREAS.

    2018-05-23 22:49:25 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Fue una noche mágica.


        

     Fue una noche mágica.

     La Casa de Cultura Jesús Gardea, su amplio y bien iluminado patio, fue insuficiente para tantas personas que acudieron al embrujo de una invitación para gozar de la vida, de la música, del canto, de la literatura, de la compañía mutua y hermanada en el propósito de recibir un nuevo libro. Delicias, Vida Deportiva, del licenciado Carlos Gallegos Pérez, ha salido a la luz pública revelando las vivencias  de 53 deportistas delicienses de ayer y de hoy.

     Ahí estaban lo mismo políticos que empresarios, que amas de casa, que profesores y empleados, que curiosos que pasaban y entraban a la fiesta. Había de todo. En el momento culminante, el más emocionante, cuando el autor entregó los dos primeros ejemplares a don Desiderio Prieto y a Kiko López Durán, se desgranó el aplauso espontáneo, cariñoso, sincero, como un homenaje a dos pilares del deporte de la comunidad y, si mucho nos apuran, de México todo.

    La obra literaria 25 del autor, escrita en su estilo llano y anti solemne tan conocido y reconocido, inició su vida pública con el pie derecho: con la aceptación unánime de quienes escucharon la glosa de los presentadores, Richy Morales e Iván Esparza, hijos ambos de dos de los biografiados, Gilberto Morales Meza y José Antonio Esparza Flores.

     Entre el público, robando cámara, estaban  algunos, estaban muchos de los personajes del libro, quienes se saludaban a la distancia, se acercaban a darse un abrazo, a intercambiar alguna broma, a recordar tiempos idos, cuando sus proezas emocionaban y cautivaban.

     De Cuauhtémoc vino Rafael Zurdo García, de El Paso, Texas, la Flecha Zaragoza. La directiva y algunos miembros de la Fundación Amigos de Oscar Asiain llegaron desde la capital del Estado. De muchas partes vinieron muchos.

      El profe Raúl Vázquez Gómez acaparó aplausos, también el Cura Trillo, Jessica Fernanda Jurado, Andrea González, Chalío Tlamantes,Angel Jáquez, Lalo Escobedo, Yuri Loya, Lupillo de los Angeles, todos recibieron el cariño de la audiencia.

     El tenor Luis Raúl Espinosa soltó el churro con Granada, luego con una de Jorge Negrete, luego con Delicias de mis Amores, cantada en especial para Kiko López Durán, a quien de le salieron las de San Pedro.Como los hombres, sin rubor y sin verguenza. 

     Toño Peralta y Felipe Fierro se lucieron  con sus guitarras melódicas. Andrea Gallegos Bünsow debutó con Un Poco Loco, cantando y bailando al más depurado estilo de su feliz niñez.

    Sentada en una macetera, pues no alcanzó silla, Bertha Ramos, la editora, no perdía detalle, aunque a veces se ponía como pensativa, quizá acordándose de un pendiente que tiene con el autor: el diseño de las portadas de dos próximos libros. El tiempo corre, ha de haber pensado. 

    EN el pódium, el doctor Fernando Herrera Martinez daba cátedra del buen conducir un acto, en tanto allá en las filas traseras su admirador, asistente y secretario, el Pelón Delgado, lo miraba con ojos de admiración, aunque también pudo ser que le estuviera dando sueño. 

    El profesor Pancho Valenzuela, de la mesa del Casa Grande, llegó muy temprano y alcanzó muy buen lugar.De vez en vez se quitaba un gorrito de carrete que traía contra del sol, pero en cuanto disminuyó el calor se lo quitó y se lo puso sobre las rodillas, ocupándose en sacarle plática a un guapa dama que se sentó a su lado. Sobres. 

    Miguel Herrera Golarte no batalló por asiento: se puso listo y se posó sobre un banco de metal de forma alargada, a un costado del sillerío, desde donde veía todo y de todo opinaba. 

    El calor, el tedio del día se convirtió en algarabía, en loas al arte, con Manuel González Arriaga estrenándose como alcalde.

    Mario Mata, Lupita Chávez Valles, Fernando Ramírez, Roberto González, Chuy Valenciano,  Kiko López e Iván Esparza, cada cual embarcado en su proyecto político, también se saludaron, a lo mejor de dientes para afuera, pero se saludaron e hipócritamente se desearon buena fortuna. La magia  de la cultura obró el milagro momentáneo de acercarlos.Al acercarse unos a otros, lo hacían tentándose la bolsa donde traían la cartera, aunque la de algunos estuviera vacía. Pura finta, algo a lo que están habituados: a fingir.

    En este acercamiento contribuyó la entrada opresiva de un mariachi, que al son de La Negra reanimó el ambiente y más de tres se fueron sobre las copas de vino marca Cavall, que servidas diligentemente por Carlos Tarango , asistido por el Cuate Arellano, pronto hicieron su efecto y más de tres querían cantar. 

    De pronto se notó un movimiento y un ruido de sillas: eran los grillos humanos que ya se iban, unos a iniciar sus campañas, como los del PRI, otros a reanudar alguna reunión que habían dejado pendiente por venirse al argüende. Sólo Roberto González, el independiente, se quedaría hasta el final, ya con las manos hinchadas de tanto saludar. 

    Muchos libros más. Mas arte. Más literatura. Más de lo bueno de la vida. Eso y más está al alcance. Es cuestión de proponernos ser felices. De olvidarnos del mundanal ruido, de la estridencia y falsedad de spot mentiroso y falaz, del político que medra y miente, del negociante que roba y corrompe. Del funcionario que roba y huye. De la justicia al precio.  

    Ciertamente tareas no fáciles, pero no imposibles.

    Anoche lo logramos. Vamos a hacerlo tarea de vida. 

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn