×
  • LOCAL
  • ESTATAL
  • EL GRILLERO
  • EL PAÍS
  • DEPORTES
  • LA OPINIÓN
  • TRIBUNA
  • INSÓLITO
  • ESPECTÁCULOS
  • POLÍTICA
  • MUNDO
  • CLASIFICADO
  • CONTACTO


  • En puente

    2017-03-20 09:40:45 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Nos vemos mañana


        

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    TRAGOS. FIRMAS. AIRE. JUSTICIA.DIOS,

    2017-03-23 23:58:22 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    El ambiente era tenso, triste, callado. Las voces bajas, las miradas mojadas de llanto. Hombres y mujeres se daban abrazos, compartían el mismo dolor. Como nunca antes el Salón Gobernadores, antigua cede del Poder Legislativo, estaba repleto de periodistas, de colegas de Miroslava que acudían a la conferencia de medios que daría el Gobernador


        

    En ese día negro las sensibilidades se podían tocar, de olía el miedo, el furor, la rabia incontenida, la desesperanza y la esperanza en una justicia remisa. Cuando inició la conferencia algunos compañeros se habían pegado tapabocas de papel, otros rumiaban el coraje amenazando con salir del salón, desesperados por un tardanza en otras ocasiones hasta normal, pero en las circunstancias que se vivían parecía eterna.Los nervios, la pena, el coraje eran uno solo. Cuando salió el Gobernador le apuntaron mil cámaras, mil flashes incendiaron su rostro descompuesto, apesadumbrado, quizá asombrado por la audiencia que así lo recibía. Tomó el papel y leyó un texto descarnado, directo, bien escrito, leyó bien leído, fiel al estilo de la casa, pero revelando su lado más humano: después de todo, estaba hablando de la muerte de su amiga. En la sesión de preguntas y respuestas, contrario a lo que se esperaba, privó el orden  y el respeto. Se impuso el  conocido profesionalismo del periodismo chihuahuense. Había que cubrir lo primero, lo primero era la nota que se estaba generando. Después vendrá la hiel de la columna, el desfogue, la catarsis del artículo editorial, el meme cruel, el video omni presente y doloroso, la foto roja. Los compañeros de Miros seguían, seguíamos haciendo pucheros, la pena no disminuía, la voz se quebraba al preguntar. Un muchacho, casi un adolecente, fue al grano y sin tapujo, impelido por su dolor evidente y la pujanza de su juventud. Exigió respuesta igual de puntual. Una muchacha de pelo amarillo quiso decir mucho y acabó agobiada por el recuerdo. Los más curtidos sí podían y por encima de la tragedia cuestionaban y exigían respeto para su oficio y seguridad para su gremio. Venían  del Congreso, donde habían manifestado su repudio a la violencia, venían de enarbolar cartulinas con sus exigencias de vivir en una sociedad de leyes, venían de decirle a los diputados que hagan su parte. Hablaban de ausencia de protocolos, de muertes a mansalva, de terror en las calles. Hubo quien pasó la voz: no salgan con chaleco, no se pongan en la mira. Lugar y ocasión para el terror ciego, como el que provocan crímenes de alto impacto igual al de la corresponsal caída, que cubría fuentes políticas y eventos del crimen organizado, pero que no era corresponsal de guerra para morir así. Al final la tristeza seguía ahí, ante la mirada de los gobernadores de ayer, algunos que habían vivido y muerto entre las balas, otros que en su momento pasaron por tragos envenenados como el que ayer apuró Javier Corral.

    6152 firmas notariados fueron las que juntó el incansable profe Lomas, mismas que hará llegar al Congreso del Estado. Una a una  exigen revocación a los gasolinazos, juicio político a Peña y cárcel a Duarte. Usted escoja la que que más le cuadre, porque tres son muchas para que se las concedan.

    Hoy se decidirá la suerte de los Bachis. En la reunión programada por el Sindicato habrá o humo blanco o humo negro. Como todo se sabe, la tendencia, casi la certeza, va en el sentido de que el dichoso documento de la discordia acabará por ser firmado y todos a clases y al trabajo. Puro aire.

    Hoy a las diez habrá una manifestación pacífica de periodistas en el círculo del Reloj Público. Exigirán justicia pronta ante el proditorio e increíble asesinato de Miroslava Breach. Ahí nos veremos.

    Ya estuvo por hoy. Si Dios es servido nos leemos el lunes, cuando de nuevo sea tiempo de grillar. Mientras, a confiar en él, en Dios, porque está más que probado que el hombre solo no puede. Solo ÉL.  

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn