×
  • LOCAL
  • ESTATAL
  • EL GRILLERO
  • EL PAÍS
  • DEPORTES
  • LA OPINIÓN
  • TRIBUNA
  • INSÓLITO
  • ESPECTÁCULOS
  • POLÍTICA
  • MUNDO
  • CLASIFICADO
  • CONTACTO


  • ¿Qué representa la fuga del penal?

    2017-03-18 15:39:28 | Jorge Velázquez Quiroz

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    El pasado jueves 16 de marzo se registró, según señalan autoridades penitenciarias, la fuga de cinco reos considerados de "alta peligrosidad" entre los reos fugados destaca Juan José Esparragoza Monzon, hijo de Juan José Esparragoza Moreno "El Azul" uno de los líderes fundadores del Cartel de Sinaloa.


        

    Junto con Esparragoza, señalan los reportes, se habrían fugado Jesús Peña "El 20", según reportes jefe de escoltas del Mayo Zambada; Alfredo Limón "El Chuba"; Francisco Javier Zazueta "El Chimal" jefe del grupo armado "Los Chimales" según reportes al servicio de Ivan Archivaldo Guzmán; Rafael Felix "El Changuito Ántrax" según reportes miembro del grupo "Los Ántrax" al servicio de la familia Zambada. 
     
    De algún modo, y sin pretender especular, esta fuga traerá un antes y después dentro de la reconfiguracion del Cartel de Sinaloa y de la mafia en México.
     
    A continuación las razones:
     
    1. Con esta fuga sin un solo disparo, la organización de Sinaloa vuelve a burlarse del Estado Mexicano en su conjunto y de las instituciones de seguridad dependientes del mismo. Eso de las "fugas de los penales" se les da a los del cartel, con eso confirman su capacidad de comprar, corromper y sobornar al aparato de justicia en México.
     
    2. El cartel se encuentra en pleno proceso de reordenamiento y definición de liderazgos, en medio de la pugna entre "Los Chapitos" y "Los Damasos", habrá que ver para que lado jugarán los fugados. Además del rol de los líderes histoticos aún con vida.
     
    3. Es un frontal reto al gobierno de Peña, cualquier tipo de "acuerdo" en el pasado que haya podido generarse con funcionarios del actual gobierno federal y el Cartel de Sinaloa, si es que los hubo, queda claro que ya no existe más. Pues el modo en que sucede la fuga impacta directamente en la imagen del gobierno, y sus instancias responsables de la seguridad, empezando por la Secretaría de Gobernación de Miguel Angel Osorio Chong.
     
    4. El Gobernador de Sinaloa  Quirino Ordaz se verá afectado. De entrada el aumento en la ola de ejecuciónes en Sinaloa, incluyendo la de algunos jefes de policía, ha sido un duro recibimiento para el gobernador entrante. Aunado a esta fuga que tiene todos los síntomas para ser un "generador" de más violencia.
     
    5. Pareciera que el Cartel de Sinaloa se siente agredido y está reaccionando en consecuencia, pues situaciones que antes formaban parte de los códigos de "no ataque" al gobierno, como mantener situaciones de bajo perfil para no "calentar la plaza", se han ido quebrantando. Recordar por mencionar un ejemplo el ataque al convoy del ejército mexicano en la ciudad de Culiacan, donde fallecieron varios elementos castrenses, y ahora algo tan escandaloso como una fuga masiva de reos de alta peligrosidad.
     
    6. El Cartel de Jalisco Nueva Generación es el que más ha crecido en el sexenio de Enrique Peña Nieto. Fue en el estado de Jalisco dónde fueron secuestrados los hijos del Chapo Guzmán, líder de cartel de Sinaloa. Y además asesinada una de las tías de los vástagos Ivan Archivaldo y Alfredo Guzmán Salazar.
     
    7. Los hechos consumados alrededor de esta organización de Sinaloa, tiene los síntomas para vislumbrar que lo que está por venir es un proceso de extrema violencia para reafirmar liderazgos y posiciones al interior de la organización en primer lugar, en segundo lugar lanzar el mensaje de su vigencia y hegemonía a las organizaciones rivales dentro del país, y en tercer lugar mandar el mensaje (al gobierno y funcionarios) que estarán dispuestos a todo para mantener el control en México del lucrativo negocio de las drogas.
     
    No hay signos de buenos augurios en el ambiente.

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Los errores de padres malvavisco, aquellos que no ponen límites

    2017-05-16 17:07:01 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Tienen entre 30 y 45 años, son incapaces de decir no a sus hijos, son permisivos y no tienen jerarquía en su casa


        

    Por ser permisivos y condescendientes en la educación de sus hijos, a quienes no les ponen límites, los especialistas los definen como padres malvavisco.

    En entrevista con Excélsior, la directora del Centro de Especialización en Estudios Psicológicos de la Infancia (CEEPI), Claudia Sotelo Arias, señaló: “Un padre malvavisco, ya sea la mamá, el papá o ambos, es un padre que es suave como un bombón, dulzón con los hijos, porque no tiene claros los límites.

    No representa una figura de autoridad para el niño o la niña y se le dificulta poner hábitos o incluso hacer que los hábitos se cumplan”.

    La investigadora explica que se trata de padres que tienen entre 30 y 45 años y que generalmente fueron educados dentro de esquemas muy rigurosos que no desean aplicar a sus hijos.

    “Estamos hablando de padres que están tratando de modificar estos moldes cuadrados con los que fueron educados, como cuando con una sola mirada tu papá te regañaba. El problema es que se está cayendo en extremos, porque le tienen miedo al sufrimiento del niño y todo lo negocian siendo permisivos”.

    La sicóloga señala que este tipo de padres son profesionistas y trabajan, por lo que buscan compensar a los hijos complaciéndolos, sin establecer una disciplina.

    Si el niño no quiere comer lo que hay en casa, le compran lo que pide. Si no se quiere dormir a la hora que le corresponde, se lo permiten. No le fomentan hábitos”, señaló la directora del CEEPI.

    Añade que otro error que se comete es el hecho de ponerse al nivel del niño, porque los hijos deben aprender que dentro de las familias existen jerarquías y que los padres son los responsables y son quienes cuidan y protegen a los infantes.

    “Como no toleran el sufrimiento de sus hijos, siempre les dan la posibilidad de algo más. Si tienen mal comportamiento, responsabilizan a los maestros, a los abuelos o a quienes los cuidan.

    Les temen a sus hijos porque le temen al enojo, al berrinche o a la reacción si les dicen que no, y esto es un error. En el niño se debe fomentar el sentimiento de frustración para poder enfrentar la vida”, indicó.

    Claudia Sotelo Arias señala que los padres malvavisco no tienen la conciencia de que sin disciplina y sin reglas no están educando al niño para enfrentar al mundo.

    “El problema no sólo se sufrirá en el hogar, sino en la convivencia con otras personas. No se trata de ser autoritarios ni de imponer, se trata de ser una figura de autoridad siendo padres comprensivos y flexibles, sin afectar al niño”, explicó la sicóloga.

    SIN TOLERANCIA A LA FRUSTRACIÓN

    De acuerdo con la maestra Susana Salazar Gómora, coordinadora del CEEPI, los hijos de padres malvavisco son niños que no logran desarrollar una tolerancia a la frustración y rivalizan en la escuela o en la familia porque no están acostumbrados a recibir una negativa como respuesta.

    “Son niños que van a hacer berrinche ante un no, son niños que siempre van a buscar que los padres puedan complacerlos en todo y donde estén.

    Son niños que dentro de la escuela no siguen normas y sin importar el grado escolar no logran trabajar con sus compañeros de clase”, detalla.

    La especialista en estudios de desarrollo infantil comenta que debido a la falta de reglas y de hábitos los niños también presentan trastornos alimenticios y del sueño.

    Salazar Gómora, señala que los hijos de padres malvavisco también corren el riesgo de ser rechazados por su comportamiento en su entorno de convivencia habitual.

    “Hay que poner atención: si de los tres a los ocho años el berrinche es su forma de comunicación, ya estamos hablando de un foco rojo”.

    Explica que si no se detiene este tipo de comportamiento, los hijos de padres malvavisco tendrán una adolescencia y una etapa adulta complicada.

    “Cuando un niño sin capacidad de frustración llega a la adolescencia, se vuelve más agresivo y pueden hasta agredir a los maestros.

     

    “Además, son jóvenes que no tienen buen rendimiento escolar constante y que son proclives a las adicciones”.

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn