×
  • LOCAL
  • ESTATAL
  • EL GRILLERO
  • EL PAÍS
  • DEPORTES
  • LA OPINIÓN
  • TRIBUNA
  • INSÓLITO
  • ESPECTÁCULOS
  • POLÍTICA
  • MUNDO
  • CLASIFICADO
  • CONTACTO


  • ¿Qué representa la fuga del penal?

    2017-03-18 15:39:28 | Jorge Velázquez Quiroz

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    El pasado jueves 16 de marzo se registró, según señalan autoridades penitenciarias, la fuga de cinco reos considerados de "alta peligrosidad" entre los reos fugados destaca Juan José Esparragoza Monzon, hijo de Juan José Esparragoza Moreno "El Azul" uno de los líderes fundadores del Cartel de Sinaloa.


        

    Junto con Esparragoza, señalan los reportes, se habrían fugado Jesús Peña "El 20", según reportes jefe de escoltas del Mayo Zambada; Alfredo Limón "El Chuba"; Francisco Javier Zazueta "El Chimal" jefe del grupo armado "Los Chimales" según reportes al servicio de Ivan Archivaldo Guzmán; Rafael Felix "El Changuito Ántrax" según reportes miembro del grupo "Los Ántrax" al servicio de la familia Zambada. 
     
    De algún modo, y sin pretender especular, esta fuga traerá un antes y después dentro de la reconfiguracion del Cartel de Sinaloa y de la mafia en México.
     
    A continuación las razones:
     
    1. Con esta fuga sin un solo disparo, la organización de Sinaloa vuelve a burlarse del Estado Mexicano en su conjunto y de las instituciones de seguridad dependientes del mismo. Eso de las "fugas de los penales" se les da a los del cartel, con eso confirman su capacidad de comprar, corromper y sobornar al aparato de justicia en México.
     
    2. El cartel se encuentra en pleno proceso de reordenamiento y definición de liderazgos, en medio de la pugna entre "Los Chapitos" y "Los Damasos", habrá que ver para que lado jugarán los fugados. Además del rol de los líderes histoticos aún con vida.
     
    3. Es un frontal reto al gobierno de Peña, cualquier tipo de "acuerdo" en el pasado que haya podido generarse con funcionarios del actual gobierno federal y el Cartel de Sinaloa, si es que los hubo, queda claro que ya no existe más. Pues el modo en que sucede la fuga impacta directamente en la imagen del gobierno, y sus instancias responsables de la seguridad, empezando por la Secretaría de Gobernación de Miguel Angel Osorio Chong.
     
    4. El Gobernador de Sinaloa  Quirino Ordaz se verá afectado. De entrada el aumento en la ola de ejecuciónes en Sinaloa, incluyendo la de algunos jefes de policía, ha sido un duro recibimiento para el gobernador entrante. Aunado a esta fuga que tiene todos los síntomas para ser un "generador" de más violencia.
     
    5. Pareciera que el Cartel de Sinaloa se siente agredido y está reaccionando en consecuencia, pues situaciones que antes formaban parte de los códigos de "no ataque" al gobierno, como mantener situaciones de bajo perfil para no "calentar la plaza", se han ido quebrantando. Recordar por mencionar un ejemplo el ataque al convoy del ejército mexicano en la ciudad de Culiacan, donde fallecieron varios elementos castrenses, y ahora algo tan escandaloso como una fuga masiva de reos de alta peligrosidad.
     
    6. El Cartel de Jalisco Nueva Generación es el que más ha crecido en el sexenio de Enrique Peña Nieto. Fue en el estado de Jalisco dónde fueron secuestrados los hijos del Chapo Guzmán, líder de cartel de Sinaloa. Y además asesinada una de las tías de los vástagos Ivan Archivaldo y Alfredo Guzmán Salazar.
     
    7. Los hechos consumados alrededor de esta organización de Sinaloa, tiene los síntomas para vislumbrar que lo que está por venir es un proceso de extrema violencia para reafirmar liderazgos y posiciones al interior de la organización en primer lugar, en segundo lugar lanzar el mensaje de su vigencia y hegemonía a las organizaciones rivales dentro del país, y en tercer lugar mandar el mensaje (al gobierno y funcionarios) que estarán dispuestos a todo para mantener el control en México del lucrativo negocio de las drogas.
     
    No hay signos de buenos augurios en el ambiente.

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Historias comunes

    2017-09-04 09:06:09 | Fernando Herrera Martínez

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Siempre se ha sabido que los abogados de gobierno, independientemente del orden del que se trate, federal, estatal y municipal, porque están mal pagados, mal preparados y tienen exceso de trabajo


        

    El respaldo de un ministerio público es el agente investigador, si éste hace bien su trabajo, entregará un expediente sólido y defendible, incluso, ganable; de lo contrario, el ministerio público sólo hará los trámites ante los juzgados para ser derrotado. Históricamente, en nuestro país, los expedientes están mal armados, con una base indagatoria mal hecha, en donde el rigor del proceso para hacerse de pruebas no es respetado ni los derechos de los probables responsables, por lo que, aunque los capturen, terminan saliendo libres, por la mala actuación de la representación social.

    El dinero público no es suficiente para llevar a cabo un buen proceso de armado de expedientes contra alguien, siempre ha sido un problema para el país, la pésima actuación de toda la cadena que conforma la procuración de justicia.

    En cambio, quien enfrenta problemas con la justicia, si carece de dinero, sólo tiene que esperar el tiempo necesario para que brinquen los errores y los jueces los dejen libres, pero, teniendo dinero, se puede hacer lo que sea, hasta exhibir a los policías investigadores, ministerios públicos y sus jefes. Es algo con lo que la sociedad ha aprendido a vivir, algunos le han denominado la puerta giratoria, en donde los delincuentes entran para volver a salir, a salvo el tiempo que tardan unos u otros.

    En asuntos de los políticos también se ha sabido siempre que hay impunidad, que es más el ruido que las nueces, que entre ellos se protegen, al menos, en el tiempo del llamado partido hegemónico. A salvo, casos emblemáticos como el de Salinas De Gortari contra Joaquín, “la quina” a quien se le cobró a muy alto precio su traición y apoyo a Cuauhtémoc Cárdenas, o, el anterior, de Díaz Serrano, que pagó por el sexenio del perro, y por su pretensión de ser presidente. Recientemente, la Maestra Elva Esther Gordillo pagó, y sigue pagando, la indisciplina con el actual gobierno, amén de los apoyos dados a Fox y Calderón respectivamente.

    Esos asuntos fueron cobrados con altos intereses, por la gravedad de las ofensas al sistema o nomenclatura. De los escándalos más sonados de políticos caídos en desgracia está el del exgobernador Mario Villanueva Madrid, de Quintana Roo, que ha pasado 20 años en la cárcel, a partir de su captura, luego de huir, siendo gobernador. Andrés Granier de Tabasco, Jesús Reyna de Michoacán, Flavino Ríos de Veracruz. Luego hay dos amparados pero sujetos a proceso, Rodrigo Medina de Nuevo León y Reynoso de Aguascalientes. Antes, con Calderón, Pablo Salazar Mendiguchía pasó 17 meses en la cárcel en el sexenio, Narciso Agúndez sólo 203 días.

    Ahora, en la pluralidad de los partidos que cogobiernan el país, han entrado a la cárcel asuntos muy sonados de corrupción, como el Padrés de Sonora, que con una huelga de hambre consiguió que sacarán a su hijo de Almoloya, a otra cárcel menos dura y luego fuese liberado absuelto de cargos, dejando claro que él paga, pero que el sistema libra a su familia. Lo estamos viviendo con Duarte, el de Veracruz, en donde sólo él fue arrestado en Guatemala, extraditado, y con una huelga de hambre, paró las intenciones de arrestar a su esposa. Sigue en prisión, al igual que Padrés, pero uno y otro están peleando con ese sistema débil en el armado de expedientes y defensa de casos. Actualmente, están siendo investigados o perseguidos César Duarte de Chihuahua, Fidel Herrera de Veracruz y Gabino Cué de Oaxaca. Tomás Yarrinton está arrestado en Italia y será extraditado a USA y después a México. Roberto Borge está preso en Panamá y México quiere traerlo extraditado, veremos qué pasa. En medio de todo este entramado de impunidad, corruptelas, traiciones, investigados, perseguidos y presos, el abogado de Duarte, el de Chihuahua, Aguilar Zincer, demuestra, una vez más, la debilidad del armado de los expedientes punitivos por empleados de gobierno, al ganarles una partida en la larga lucha que les espera, por lo pronto, ya le entregaron algunas propiedades. Con la pena para el estado y sus autoridades.

     

     

    fernandoherrera1956@hotmail.com

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn