×
  • LOCAL
  • ESTATAL
  • EL GRILLERO
  • EL PAÍS
  • DEPORTES
  • LA OPINIÓN
  • TRIBUNA
  • INSÓLITO
  • ESPECTÁCULOS
  • POLÍTICA
  • MUNDO
  • CLASIFICADO
  • CONTACTO


  • La Casa Blanca le pide perdón al gobierno de Reino Unido por acusaciones de espionaje

    2017-03-17 13:21:52 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    La Casa Blanca se ha disculpado ante el gobierno británico tras acusaciones de que una agencia de inteligencia del Reino Unido espió al presidente Donald Trump a nombre del expresidente Barack Obama


        

    El consejero de seguridad nacional H.R. McMaster habló este jueves con su homólogo británico sobre el comentario de Sean Spicer, secretario de Prensa, sobre el informe de Fox News, según el cual Fox dijo que la inteligencia británica ayudó en las supuestas escuchas ilegales en la Torre Trump durante la campaña 2016.

    El funcionario describió la conversación como "cordial" y dijo que McMaster había descrito el comentario de Spicer como "involuntario".

     

    McMaster también le dijo a su contraparte que "sus preocupaciones fueron entendidas y escuchadas y que serían transmitidas a la Casa Blanca".

    El funcionario dijo que hubo "al menos dos llamadas" de funcionarios británicos este jueves y que el embajador británico en Estados Unidos llamó a Spicer para discutir el comentario.

    "Sean estaba señalando la amplitud de los informes, no respaldando ninguna historia específica", dijo el funcionario.

    Un alto funcionario del gobierno le dijo a CNN que Spicer y McMaster ofrecieron lo que equivalía a una disculpa al gobierno británico.

    Los funcionarios de la Casa Blanca le dijeron a CNN que fue el embajador británico en Estados Unidos, Kim Darroch, y Sir Mark Lyall Grant, consejero de seguridad nacional del primer ministro Theresa May, quienes "expresaron sus preocupaciones a Sean Spicer y al general McMaster" en dos conversaciones separadas este jueves.

    "El señor Spicer y el general McMaster explicaron que el señor Spicer simplemente estaba señalando informes públicos, sin respaldar ninguna historia específica", dijo un funcionario.

    Este viernes la agencia de inteligencia británica ha negado las acusaciones de la Casa Blanca de que espiaba al ahora presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en nombre de su antecesor, Barack Obama, durante la campaña de 2016.

    En declaraciones a la prensa el jueves, el secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, leyó las acusaciones hechas originalmente el martes por el analista legal Andrew Napolitano en Fox News, de que el Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno británico, conocido como GCHQ, había espiado a Trump.

    "El juez Andrew Napolitano hizo la siguiente declaración, cito: 'Tres fuentes de inteligencia han informado a Fox News de que el presidente Obama se salió de la cadena de mando (para espiar a Trump). No usó la NSA, no utilizó la CIA... usó el GCH '", dijo a periodistas.

    Un portavoz del GCHQ dijo que dicha acusación era "completamente ridícula".

    "Las recientes acusaciones hechas por el comentarista en medios y juez Andrew Napolitano sobre que al GCHQ se le pidió que efectuar 'escuchas telefónicas' contra el entonces presidente electo no tienen sentido", dijo el portavoz.

    El GCHQ es el equivalente británico de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA). Usa herramientas de inteligencia y escuchas telefónicas para reunir información para el gobierno del Reino Unido.

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    'Espero que Trump sea asesinado'

    2017-08-18 16:00:43 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    La senadora estatal de Misuri, Maria Chappelle-Nadal, está bajo una intensa presión para que presente su renuncia luego de que deseara la muerte del presidente en Facebook; el Servicio Secreto ya investiga el caso


        

    Washington

    La senadora del Estado de Misuri, Maria Chappelle-Nadal, se enfrenta a una oleada de peticiones para que renuncie por haber puesto en Facebook que espera que asesinen a Donald Trump, algo por lo que después pidió disculpas.

    La demócrata escribió este jueves en su muro personal: "¡Espero que Trump sea asesinado!", frase que después borró pero que le valió numerosas críticas.

     
    Ella estaba reaccionando específicamente a las declaraciones del presidente en las que culpó a ambos lados de la manifestación en Charlottesville, Virginia, organizada por neonazis, supremacistas blancos y simpatizantes del KKK por la retirada de un monumento de un general confederado, hecho que desencadenó una contraprotesta.

    La senadora relató a medios locales su versión del asunto: primero escribió en la red social "realmente odio a Trump. Está causando trauma y pesadillas".

    Después, en respuesta a una réplica a ese comentario, publicó la frase del asesinato, algo que, reconoció que no debería haber sido puesto ahí.

    No, no quiero ver a nadie asesinado, pero no debería ser presidente, debería ser destituido", sostuvo.

    Sus disculpas no lograron frenar la oleada de legisladores, incluso de su propio partido, que han pedido su dimisión por considerar que sus comentarios son inaceptables.

    Todas las partes tienen que coincidir en que no hay lugar para sugerencias de violencia política en Estados Unidos, y el Partido Demócrata de Misuri no tolerará de ningún modo llamadas al asesinato de un presidente. Creo que debe dimitir", señaló el presidente del partido en el Estado, Stephen Webber.

    Sin embargo, la senadora dejó claro que no renunciará y que seguirá presentando batalla a Trump.

    No voy a renunciar. Cuando la gente de color sea respetada por esta Casa Blanca y estén (en la Casa Blanca) dispuestos a hacer trabajo real, me sentaré con ellos. ¡La gente está traumatizada!", tuiteó la legisladora afroamericana.

    Además, subrayó que los comentarios de Trump sobre el ataque del sábado en Charlottesville, Virginia, en el que un joven neonazi arrolló con su vehículo una contra protesta antifascista, le ponen más fácil a los racistas ser racistas.

    Mientras tenga voz, voy a hablar del daño que Trump está haciendo en esta nación", declaró, en conversación con el periódico Kansas City Star.

    Pero por lo que escribió la oficina del Servicio Secreto en San Luis está investigando estos comentarios.

     
    (Porque) su deber es estudiar todas las amenazas contra el presidente, el vicepresidente y otros protegidos, ya sean directas, implícitas o comentarios de pasada", explicó una portavoz a CNN.

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn