×
  • LOCAL
  • ESTATAL
  • EL GRILLERO
  • EL PAÍS
  • DEPORTES
  • LA OPINIÓN
  • TRIBUNA
  • INSÓLITO
  • ESPECTÁCULOS
  • POLÍTICA
  • MUNDO
  • CLASIFICADO
  • CONTACTO


  • Increíble transformación: de la anorexia a ser luchadora de artes marciales mixtas

    2017-03-15 23:15:03 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    A la luz de la mañana escocesa, Fiona Chrystall (puedes llamarla Fee) levantaba el hervidor de la estufa y vertía el agua hirviendo sobre la mitad de una galleta de Weetabix, un cereal semejante al trigo triturado. Y eso era el desayuno.


        

    Ocho horas después, ella comía lo mismo por segunda y última vez en el día. Y eso era, a lo sumo, en los mejores días.

    MIRA: La recuperación de la mujer anoréxica que pidió ayuda por internet

    "Había veces (recuerda Chrystall) en las que no comía ni bebía nada en todo el día".

    Durante la mayor parte de su adolescencia, esa era la vida de Chrystall. La familia y los amigos observaron cómo la anorexia se la llevaba ante sus ojos, marchitando su físico atlético hasta proporciones esqueléticas.

    (Bleacher Report) - A la luz de la mañana escocesa, Fiona Chrystall (puedes llamarla Fee) levantaba el hervidor de la estufa y vertía el agua hirviendo sobre la mitad de una galleta de Weetabix, un cereal semejante al trigo triturado. Y eso era el desayuno.

    Ocho horas después, ella comía lo mismo por segunda y última vez en el día. Y eso era, a lo sumo, en los mejores días.

    MIRA: La recuperación de la mujer anoréxica que pidió ayuda por internet

    "Había veces (recuerda Chrystall) en las que no comía ni bebía nada en todo el día".

    Durante la mayor parte de su adolescencia, esa era la vida de Chrystall. La familia y los amigos observaron cómo la anorexia se la llevaba ante sus ojos, marchitando su físico atlético hasta proporciones esqueléticas.

    Foto cortesía de Fee Chrystall

    Ahora en forma y saludable a los 25 años, estima que su cuerpo de cerca de 1,60 metros pesaba en esos momentos apenas unos 30 kilos.

    ¿La herramienta de su lucha? Pelear contra sí misma, y no de forma simbólica.

    Chrystall es un luchadora aficionada de artes marciales mixtas, con la esperanza de convertirse pronto en profesional.

    "Caí en la lucha por accidente", asegura. "Tomé una clase mientras iba a la universidad y sentí que esto era para mí".

    Aunque Chrystall reconoce que su batalla con la anorexia probablemente nunca acabe, el entrenamiento para luchar se ha convertido en la terapia saludable que ella asegura que necesitaba para una actitud natural "súper competitiva" de "todo o nada".

    "Ahora me enfoco en ser fuerte, estar en forma y saludable, en lugar de parecer un esqueleto", asevera. "Todavía tengo estos pensamientos, pero en un lugar donde puedo lógicamente luchar contra ellos".

    Los resultados del cambio de Chrystall, como se muestran en una publicación de Instagram que se volvió viral a principios de este mes, han sido sorprendentes.

    Ella publicó las fotos como parte de su participación en Beat, una iniciativa de caridad en contra del trastorno alimentario en el Reino Unido, y para conmemorar la Semana de Concientización sobre los Trastornos de la Alimentación.

    La foto de "antes", tomada hace siete años, muestra a una Chrystall extremadamente delgada y en los huesos, con los ojos grandes, hundidos y, sí, de alguna forma desafiantes.

    De vez en cuando durante este período de tiempo, los amigos o la familia de Chrystall entraban en pánico y la llevaban al hospital. Una vez allí, los médicos y las enfermeras forzaban un tubo de alimentación desde su nariz hasta su estómago como un medio para proporcionar nutrición de emergencia.

    Esto ocurrió en siete ocasiones.

    Los médicos le sugirieron a la familia de Chrystall que se alistar para lo peor.

    "A las 18 a mí y a mi madre nos dijeron que yo era una causa perdida", escribió junto a esa publicación. "La había tenido tanto tiempo y estaba tan avanzada que probablemente sería siempre una anoréxica crónica. En ese momento me contentaba con cualquier cosa, no tenía ganas de mejorar. Pero sé que a las niñas a las que se les ha dicho lo mismo tratan de hacer hasta lo imposible. En ningún momento la recuperación es irrealizable. Es posible y es maravillosa".

    Tras años de negarse a seguir seriamente un tratamiento o incluso a reconocer el problema, Chrystall finalmente comprendió la complejidad del problema cuando tenía 18 años. Esa decisión desembocó en un largo proceso de recuperación.

    "De repente me dije: 'No puedo hacerme esto a mí o a mi familia'. Fue un proceso muy lento con muchos altibajos. Nunca quise mejorar. Hay toda una mezcla de circunstancias mentales físicas y emocionales envueltas en esto. De por sí comer no te va a mejorar. Esto es muy difícil de entender para quien no lo ha sufrido".

    Laura Moretti, especialista en nutrición clínica y experta en trastornos alimenticios de la División de Medicina del Deporte del Hospital Infantil de Boston, asegura lo siguiente acerca de la psicología subyacente de los trastornos alimenticios: "Te pones presión para alcanzar tus propios objetivos. La forma en que lo enfrentas te hace querer ir más allá".

    Moretti también señala: "Los atletas son más susceptibles a los trastornos alimentarios, especialmente un gran número de atletas de élite". Chrystall pudo no haber sido una atleta de élite en el momento en que desarrolló su trastorno alimenticio, pero tenía esa actitud de "todo o nada", "súper competitiva" que se encuentra con tanta frecuencia en los atletas de élite.

    Los efectos a largo plazo en la salud de un trastorno alimentario no van a dejar de afectar a Chrystall. Una pérdida de densidad ósea puede aumentar el riesgo de fracturas y de osteoporosis, y el sistema reproductivo puede resultar dañado, entre otros peligros potenciales. Según ella, la mayor amenaza es una recaída en la propia enfermedad, que, como ocurre con muchos problemas de salud mental, nunca desaparece verdaderamente.

    Pero ahora totalmente sana y peleando todos los días, Chrystall dice que está en un buen lugar. La segunda foto en esa publicación de Instagram la muestra como la imagen de la salud, al igual que otras fotos en el historial.

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Encuentra a mujer dentro de un congelador

    2017-09-18 18:50:11 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    La policía de Chicago difundió el pasado viernes los videos de vigilancia de un hotel en las afueras de la ciudad donde fue hallado el cadáver de la joven


        

    Ciudad de México

    Kenneka Jenkins, de 19 años, fue vista por última vez con vida la madrugada del sábado 9 de septiembre en una fiesta en el hotel Crowne Plaza Chicago O'Hare.

    La historia de este caso empezó dos días antes, según información obtenida por The Washington Post, cuando dos personas reservaron un espacio para una fiesta y usaron una identificación robada y una tarjeta fraudulenta, hechos que están siendo investigados junto a la muerte de la joven.

    Jenkins dijo a su familia que iba a celebrar un nuevo trabajo en un asilo para ancianos y supuestamente no mencionó la fiesta en el hotel.

    El día de la fiesta, la joven camino junto a otras tres mujeres por los pasillos del hotel rumbo a una fiesta en uno de los pisos.

    Conforme a la policía, Jenkins estaba junto a otras 30 personas en dicha reunión, aproximadamente la mitad de las cuales ya fueron identificadas y entrevistadas, mientras que el resto está siendo buscado.

    Los amigos de la joven han dicho que la dejaron sola en el pasillo para que recogiera las llaves de su coche y su teléfono de otra habitación y nunca la volvieron a ver.

    Efectivamente, las grabaciones muestran a Jenkins en los pasillos del hotel Crowne Plaza esa noche.

    Se ve a la mujer buscando el acceso al vestíbulo cuando, al parecer, se pierde y va a dar a un área cercana a la cocina, en la parte baja del hotel.

    Según las personas que han visto el último video de la joven, ella estaba revisando varias puertas cuando abrió la de un congelador que no era utilizado y se metió.

    En algunos de los clips se ve a Jenkins tambaleándose por una zona restringida de la cocina del hotel de la cual, conforme a las investigaciones, no salió.

    Las cámaras la registran caminando sola y sujetándose por los pasillos a las 3:27 y a las 3:29 horas.

    Después se le ve tambaleándose en la cocina del hotel, que parece estar vacía.

    Camina cerca de un fregadero industrial para después salir de la visión de las cámaras a las 3:32 horas, que es la última vez que se le vio antes de que su cuerpo fuera encontrado en el congelador.

    La madre de Jenkins, Teresa Martin, recibió una llamada alrededor de las 4:00 horas y se enteró de que los amigos de su hija no podían encontrarla y por ello llamó al 911, según The Chicago Tribune.

    Martin fue al hotel para buscar a su hija, pero se le dijo que tendría que presentar un informe de personas desaparecidas antes de poder ver las cintas de vigilancia.

    A las 13:00 horas la familia finalmente presenta un informe de personas desaparecidas con el Departamento de Policía de Chicago, lo que dio comienzo a su búsqueda.

    La difusión pública de los videos se hace luego de que la familia de la joven y un activista comunitario, Andrew Holes, dudaran de la versión policiaca de que Jenkins entró por si sola al congelador.

    Holes dijo que la policía de Rosemont le mostró un video en el que se ve a la joven entrar en el refrigerador por sí misma.

    El activista comentó a la cadena WBBM, que Jenkins parecía perdida y que intentó abrir varias puertas para subir al lobby del hotel antes de entrar en la nevera.

    Todos queríamos saber: ¿Alguien la llevó abajo? ¿Alguien la obligó a bajar? ¿Había alguien al otro lado de esa habitación a la que ella bajó? Y la respuesta a eso es no", comentó Holmes a la cadena filial de CNN.

    En un comunicado, la policía de Rosemont confirmó que mostró la grabación de vigilancia a la familia de Jenkins y a su abogado, Larry Rogers, para que los vieran, bajo su discreción.

    Nuestros detectives están trabajando para identificar, localizar e interrogar a todas las personas involucradas”, indicó la policía.

    Además, ciertos videos relacionados con la investigación han sido enviados a técnicos forenses para que realicen más análisis”.

    Por otra parte, el Hotel Crowne Plaza ofreció esta semana pagar los costos del funeral de la joven.

    Todavía están pendientes los resultados de la necropsia por parte de la oficina del forense del condado de Cook.

     

     

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn