×
  • LOCAL
  • ESTATAL
  • EL GRILLERO
  • EL PAÍS
  • DEPORTES
  • LA OPINIÓN
  • TRIBUNA
  • INSÓLITO
  • ESPECTÁCULOS
  • POLÍTICA
  • MUNDO
  • CLASIFICADO
  • CONTACTO


  • ¿Apuestas o palos de ciego?

    2017-02-28 20:59:34 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    En las últimas dos semanas el 2018 se precipitó. Todos parecen ya subirse a barcos que ni siquiera han zarpado, o tratando de remar en las lanchitas inflables (o de plano a brazada limpia) para alcanzar a los que ya zarparon hace tiempo.


        

    Todos están pensando, posiblemente, que el 2018 no los va a esperar. Y, quizá, están en lo correcto. Pero pareciera que están comenzando a tirar golpes a todas direcciones, para debilitar a los oponentes. O para colarse en la foto. O para hacerla de pioneros en donde los pioneros ya no existen. Tratando de implementar estrategias improvisadas y que les pueden resultar contraproducentes.

    Por ejemplo, hemos visto muy activos, desde la semana pasada, a varios personajes de la política nacional dándole duro a López Obrador. Pero, también, hemos visto a AMLO respondiéndoles hasta salirse de la ruta de sensatez que parecía haber seguido en los últimos meses. Luego vimos a uno más empezando su campaña independiente en Tlatelolco. Y ayer nos enteramos que hasta un exbigbrother le quiere entrar al ruedo. Y a un senador perredista diciendo que aunque se queda en el PRD, él ya decidió que sí va a apoyar a AMLO, y eso que le ha hecho el feo a su partido en repetidas ocasiones. Pareciera que ya están todos formaditos, esperando que algo pase. En un país que sigue entendiendo lo público en la clave política del siglo XX, pero con las herramientas y los retos del todavía no plenamente digeridos del XXI.

    Y es que pareciera que tal vez quieren aprovechar los aires de las fake news como estrategia de campaña. Sobre las “pruebas” presentadas por Miguel Ángel Yunes sobre el supuesto financiamiento del prófugo Javier Duarte a la representación veracruzana de Morena dejaron más dudas que certezas. Porque una cosa es que el hoy prófugo exgobernador dijera entonces (a quien quisiera escucharlo) que había pactado con AMLO para hacer crecer a su candidato Cuitláhuac García con el fin de frenar a Yunes, y otra muy distinta es que fuera verdad, y si acaso lo fue, probarlo debidamente y no con grabaciones.

    Luego vino Margarita Zavala, quien dijo que ella es la única que puede ganarle a El Peje. En términos cuantitativos está en lo correcto. Ella es la única que hoy por hoy está cerca de López Obrador en las encuestas. Pero para eso tendrá que ganar, primero, la competencia al interior de su propio partido, en donde todo hace pensar que no va a tenerla tan fácil.

    El fin de semana, Emilio Álvarez Icaza presentó su proyecto independiente para ir también por la Presidencia. Fue en la Plaza de las Tres Culturas en un evento más bien deslucido, con poca convocatoria que, seguro, pensarán podrán aumentar en los próximos meses. Y ayer por la tarde, nos enteramos que Patricio Zambrano (sí, el que salió en Big Brother) también piensa en Los Pinos, abanderado por el PT. Y Miguel Barbosa, coordinador de la bancada perredista en el Senado, escribió en Twitter que él es del PRD, sí, pero que para 2018 él apoyará a AMLO. Vaya mensaje para Barrales y el resto de las cabezas del sol azteca. La indefinición ya les está costando más piezas, recordemos que han perdido a personajes como Zoé Robledo y Ríos Piter. Y aunque Barbosa no renuncia es claro que ya no los apoya. Todos están entre perplejos y entusiasmados. Calderón renunció a su pensión vitalicia como expresidente, la donará a una organización que ayuda a niños con cáncer. Si no paran de ligar a Margarita Zavala con su gestión como presidente de México, querrá dar otros temas de qué hablar.

    Para llegar a la contienda en 2018 falta pasar la del Estado de México, que está a punto de iniciar, pero ya muchos están moviéndose con la mirada puesta en el próximo año. Todos esperan dar el golpe que catapulte sus intenciones, aunque lo estén haciendo bajo la lógica política y con las tácticas del siglo XX, sin entender qué es todo lo que ha venido cambiando inesperadamente en el XXI. Hace dos años, nadie habría pensado que el PRD podría perder tanto terreno; hoy parece que está a punto de desdibujarse. Lo mismo puede decirse respecto a lo que pueda pasar en los próximos 17 meses. No sabemos, pues, si están haciendo desde ahora sus apuestas, precipitando la batalla, o de plano, dando palos de ciego ante tanta incertidumbre.

     

    Yuriria Sierra/Nudo Gordiano

     

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    No es el fiscal… ¡Es el Frente!

    2017-09-02 11:34:55 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Las desavenencias en el Senado y la Cámara de Diputados responden al intento de la oposición de crear un frente electoral.


        

    Enrique Peña Nieto llega a su Quinto Informe de Gobierno demostrando que está listo y armado para pelear las batallas de la guerra de 2018.

     

    No se trata de una actitud de confianza mostrada por el Presidente en las entrevistas de los últimos días ni de la imagen de fortaleza que proyecta en los promocionales del informe. 

     

    Se trata de una operación sustentada en la capacidad del gobierno y del PRI para profundizar los pleitos internos en la oposición.

     

    Una prueba del talento del partido en el poder en el divide y vencerás se ha manifestado esta semana en la Cámara de Senadores, donde el jefe de los priistas, Emilio Gamboa, confirmó su oficio para descarrilar a los potenciales adversarios en las urnas.

     

    Nos referimos al desplazamiento que sufrió este jueves en el Senado el jefe de los panistas, Fernando Herrera, hombre clave para la estrategia electoral de Ricardo Anaya, dirigente del PAN y aspirante presidencial aún no confeso.

     

    Se sabe que el líder parlamentario priista consideró imperdonable la forma en que su contraparte panista defendió a Anaya en torno a la presunta fortuna inmobiliaria que se le adjudicó en reportes de prensa.

     

    Y es que Fernando Herrera se puso a tono con el presidente del PAN, quien este lunes abrió fuego: “Se lo digo al gobierno federal: sé muy bien qué son ustedes. No les tengo miedo”.

     

    Es cierto que para el PRI es importante cuidar el nombramiento del primer titular de la futura Fiscalía General de la República y que su mejor escenario sería que éste recaiga en el procurador Raúl Cervantes.

     

    De ahí que los panistas afines a Ricardo Anaya difundan la idea de que la designación del calderonista Ernesto Cordero como presidente del Senado es para abrirle camino al #FiscalCarnal. 

     

    En ese argumento, acompañan al PAN organizaciones civiles con la advertencia de que la autonomía del fiscal se perdería si un priista toma ese cargo transexenal.

     

    Sin minimizar las preocupaciones por #FiscalCarnal, hay que subrayar que las desavenencias en el Senado y la Cámara de Diputados responden al intento de la oposición de crear un frente electoral.

     

    El gobierno federal y el PRI están determinados a atajar esa pretensión que ya encabezan las dirigencias del PAN; Alejandra Barrales en el PRD y Dante Delgado en Movimiento Ciudadano (MC).

     

    Las próximas horas serán definitorias en esas fuerzas partidistas, donde existen políticos relevantes dispuestos a descarrilar el proyecto del frente.

     

    A ese grupo pertenece el senador Ernesto Cordero, exsecretario de Hacienda de Felipe Calderón, promotor de la candidatura presidencial de Margarita Zavala y crítico de la dirigencia del PAN desde la gestión de Gustavo Madero.

     

    Así que el regreso de Cordero a la presidencia del Senado se da gracias al visto bueno del PRI, cuya respuesta a la guerra declarada por Ricardo Anaya es cambiar de interlocutores panistas.

     

    No son pocos los senadores inconformes con la dirigencia del PAN. Destacan Javier Lozano y Roberto Gil Zuarth, quienes le ayudaron a ganar las riendas del partido y ahora se sienten marginados.

     

    Y aunque hubo la oportunidad de reparar esa zanja cuando el priista Emilio Gamboa ofreció que la presidencia del Senado recayera en Gil Zuarth, la lógica de guerra de Anaya se impuso con un rotundo no.

     

    La terquedad del líder panista precipitó el regreso de Cordero a la máxima tribuna de la Cámara alta. “Si ya nos quieren destruir, mejor esperarlos allá arriba”, dijo el calderonista a sus compañeros, en alusión a los días que vienen. 

     

    Cordero contó con el apoyo de legisladores del PRD y Morena. Y es que no debe olvidarse que la jefa de los perredistas en el Senado, Dolores Padierna, es enemiga número uno del proyecto de sumar fuerzas con el PAN.

     

    Y los morenos como Miguel Barbosa y Manuel Bartlett son impugnadores públicos de un frente electoral que, de darse, restaría votos a Andrés Manuel López Obrador.

     

    Tomando en cuenta estas razones, Gamboa hilvanó una jugada espectacular que tomó por sorpresa al anayismo.

     

    En consecuencia, los diputados del PAN cerraron filas con su dirigencia y dificultaron la conformación de la Mesa Directiva, alterando el protocolo de la cada vez más deslucida entrega del informe, cuando el secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong, resolvió no acudir a San Lázaro.

     

    Es apenas el inicio de la tensión alrededor de un proyecto de frente electoral frágil.

     

    Y se pondrá peor porque mañana el Consejo Nacional del PRD tiene programado aprobar su política de alianzas con el PAN y MC.

     

    El plan de los diseñadores del proyecto es que los anuncios vengan en cascada en las horas siguientes.

     

    Y, según reportes del PRI —cortesía de sus infiltrados en la oposición— el fortalecimiento del frente con organizaciones como Ahora, de Emilio Álvarez, depende del veto que PAN y PRD logren ponerle al #FiscalCarnal. 

     

    De acuerdo con esa versión, el jefe capitalino, Miguel Mancera, tendría un rol protagónico en el éxito de ese plan todavía en el papel, pero que ya se tropezó en el Senado con la astucia del general Gamboa.

     

    Ivonne Melgar/Retrovisor

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn