×
  • LOCAL
  • ESTATAL
  • EL GRILLERO
  • EL PAÍS
  • DEPORTES
  • LA OPINIÓN
  • TRIBUNA
  • INSÓLITO
  • ESPECTÁCULOS
  • POLÍTICA
  • MUNDO
  • CLASIFICADO
  • CONTACTO


  • Y Almeyda se asustó con la piel del Jaguar

    2017-02-26 22:47:42 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    De nuevo, Chivas se olvidó que debe jugar los segundos tiempos. Esta vez la bofetada nemotécnica fue brutal: ganaba 0-2 y perdió 4-3. Jaguares sigue vapuleando a los agrandaditos que irrespetan su selva. Antes, a Toluca, América y Tigres


        

    Mérito hay en Jaguares. Del apocamiento en el primer tiempo, tras la severa zurra del medio tiempo, Chiapas salió transformado.

    En nueve minutos, entre Araujo, Fabbro y Silva, cocinaron la remontada, y Leal haría el 4-2. Pizarro hizo el 4-3 en la sublevación de los arrepentidos.

    Demasiado tarde. Guadalajara volvió a ser ese equipo de claroscuros. Deslumbrante en el primer tiempo y de penumbras en la segunda parte. ¿Menosprecio a Jaguares? Seguramente.

    El mea culpa de los minutos finales así lo insinúa. El confesionario de la conciencia. La primera mitad, apareció ese Rebaño cautivante, poderoso, capaz de consumar hazañas y deleitar, pero, sobre todo, de reivindicar la capacidad de competencia del futbolista mexicano. Sí, todos eso, pero... o, hasta que... En la segunda mitad, los mismos que se empaparon de sudor genuino del esfuerzo durante 45 minutos, se untaron ungüentos de grandeza y de displicencia.

    Y el rival no perdonó. Esa ventaja de 0-2, con goles de Pizarro y Zaldívar, dio ínfulas de perdonavidas al Guadalajara, y los Jaguares, que seguramente recibieron hasta amenazas de no volver a cobrar, salieron convertidos en una horda en la segunda mitad. Seguramente hasta Chiapas esperaba más resistencia.

    Pero Chivas no reaccionó. Ni en la cancha ni en la banca. Entre los minutos 51 y 59, los asaltaron en el diván del aburguesamiento. Ni las manos metieron. ¿Cómo reaccionó Matías Almeyda? Con los mismos cambios de siempre.

    Con la rutina del error. No analiza, reacciona por espasmos. Y a la cancha Brizuela y Fierro por Chapito y Aris. Parece un tic nervioso, una manía. Almeyda reacciona igual si pierde, si gana, si empata, y si el adversario lo amenaza o lo rehúye.

    Juega al dominó igual, aunque siempre le ahorquen la mula de seises. Y claro, como es el jefe absoluto en Chivas, no hay quién le contradiga. ¿Quién puede, con términos futbolísticos, recriminarle, confrontarle, exigirle? ¿Jorge Vergara? ¿O el que irrespetuosamente Ricardo Peláez llama "´pelagatos de Vergara", José Luis Higuera? Se le preguntó de ello a Jorge Vergara antes de que guarda ese silencio estampa, que, dicen, se lo impuso Carlos Slim.

    "Claro, hay un consejo que habla con él cada lunes". ¿Consejo? Si en Chivas hay una dictadura. Cierto, el Guadalajara, y lo repetimos desde hace meses, es el único equipo que reembolsa con futbol el precio del boleto, claro, no hablemos de la frasa de #ChivasTV.

    Su futbol es subyugante, y eso es virtud de Almeyda, así como es su pecado, el embarazoso tropezón de los segundos tiempos. Chiapas, que toma ventaja para alejarse de las angustias del descenso, exhibió totalmente al Guadalajara, pero sobre todo, la incapacidad de respuesta. El bloqueo neuronal de El Pelado y de quienes le rodean fue más que evidente.

    En beneficio del Guadalajara, se podría empezar que esta zarandeada le llega en un momento menos dramático. El principal daño tras la derrota es no poder colocarse como líder general.

    Sin embargo, recordemos, esto ha ocurrido antes, sólo que esta vez tiene como corolario el desastre y como epitafio esa revolcada del 0-2 al 4-3. Pero, ¿quién increpará a Almeyda? Si debe asumir el control absoluto, porque capacidad de mando grupal la tiene, también debería ser capaz de sumergirse en la autocrítica. Para su fortuna, su rival inmediato es su objetivo principal. Recibe a Toluca, goleado en su cancha por el Puebla, en espera claro de ver cómo resuelve Xolos ante Pachuca. Rafa Ramos

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Esta es la relación entre los productos procesados y el cáncer

    2018-02-15 15:51:08 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Investigadores advierten que el consumo cada vez mayor de alimentos ultraprocesados ‘puede generar una carga creciente de cáncer en las próximas décadas’


        

    CIUDAD DE MÉXICO

    Un estudio publicado por 'The BMJ' informa de una posible asociación entre la ingesta de alimentos altamente procesados ("ultraprocesados") en la dieta y el cáncer. Se necesita más exploración, pero estos resultados sugieren que el consumo cada vez mayor de alimentos ultraprocesados "puede generar una carga creciente de cáncer en las próximas décadas", advierten los investigadores.

    Los alimentos ultraprocesados incluyen productos horneados y refrigerios envasados, bebidas gaseosas, cereales azucarados, comidas preparadas y productos cárnicos reconstituidos, que a menudo contienen altos niveles de azúcar, grasa y sal, pero carecen de vitaminas y fibra. Se cree que representan hasta el 50 por ciento de la ingesta total de energía diaria en varios países desarrollados.

    Algunos estudios han relacionado los alimentos ultraprocesados con un mayor riesgo de obesidad, presión arterial alta y niveles de colesterol; pero la evidencia firme que relaciona la ingesta con el riesgo de enfermedad aún es escasa. Por ello, un equipo de investigadores con sede en Francia y Brasil se propuso evaluar las posibles asociaciones entre la ingesta de alimentos ultraprocesados y el riesgo de cáncer general, así como los cánceres de mama, próstata e intestinales (colorrectal).

    Sus hallazgos se basan en 104 mil 980 adultos franceses sanos (22 por ciento hombres y 78 por ciento mujeres) con una edad promedio de 43 años que completaron al menos dos cuestionarios dietéticos 'online' de 24 horas, diseñados para medir la ingesta habitual de tres mil 300 alimentos diferentes.

    Los alimentos se agruparon de acuerdo con el grado de procesamiento y los casos de cáncer se identificaron a partir de las declaraciones de los participantes validadas por registros médicos y bases de datos nacionales durante un promedio de cinco años. Se tuvieron en cuenta varios factores de riesgo bien conocidos para el cáncer, como la edad, el sexo, el nivel educativo, los antecedentes familiares de cáncer, el tabaquismo y los niveles de actividad física.

     

    LIGADOS HASTA A UN 12 POR CIENTO MÁS DE RIESGO DE CÁNCER

     

    Los resultados muestran que un aumento del 10 por ciento en la proporción de alimentos ultraprocesados en la dieta se asoció con incrementos del 12 por ciento en el riesgo de cáncer general y del 11 por ciento en el riesgo de cáncer de mama. No se encontró relación significativa para cáncer de próstata y colorrectal.

    Pruebas adicionales no encontraron vinculación significativa entre alimentos menos procesados (como vegetales enlatados, quesos y pan recién hecho sin envasar) y riesgo de cáncer, mientras que el consumo de alimentos frescos o mínimamente procesados (frutas, verduras, legumbres, arroz, pasta, huevos, carne, pescado y leche) se asoció con menores riesgos de cáncer general y cáncer de mama.

    Se trata de un estudio observacional, por lo que no se pueden sacar conclusiones firmes sobre la causa y el efecto, y los investigadores señalan algunas limitaciones. Por ejemplo, no pueden descartar una clasificación errónea de alimentos ni garantizar la detección de cada nuevo caso de cáncer; pero la muestra del estudio fue grande y pudieron ajustarse para una variedad de factores potencialmente influyentes.

    Hasta donde sabemos, este estudio es el primero en investigar y resaltar un aumento en el riesgo general y, específicamente, el cáncer de mama asociado con la ingesta de alimentos ultraprocesados", escriben los autores, quienes destacan que es necesario seguir trabajando para comprender mejor los efectos de las distintas etapas del procesamiento.

     

    No obstante, sugieren que las políticas dirigidas a la reformulación de productos, impuestos y restricciones de comercialización de productos ultraprocesados y la promoción de alimentos frescos o mínimamente procesados pueden contribuir a la prevención primaria del cáncer.

     

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn