×
  • LOCAL
  • ESTATAL
  • EL GRILLERO
  • EL PAÍS
  • DEPORTES
  • LA OPINIÓN
  • TRIBUNA
  • INSÓLITO
  • ESPECTÁCULOS
  • POLÍTICA
  • MUNDO
  • CLASIFICADO
  • CONTACTO


  • Una guerra que no terminará pronto.

    2017-02-19 23:52:33 | Jorge Velázquez Quiroz

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Hace unos días se hizo público, mediante medios informativos, el conflicto dentro del Cartel de Sinaloa. Esto por la publicación de una supuesta carta que hicieron circular los hijos de Joaquín Guzmán Loera, alias "El Chapo"


        

    En la carta atribuida a los hermanos Ivan Archivaldo y Alfredo, de apeidos Guzmán Salazar, se narran los hechos de una supuesta reunión convocada por el compadre del Chapo Guzmán y una de las cabezas gerenciales del cartel, Damaso Lopez Nuñez alias "El Licenciado". En dicha reunión según la versión de la misiva, habrían sido atacados por pistoleros al servicio de Damaso, en un intento de asesinato, los hijos del Chapo y su también compadre y socio, Ismael Zambada "El Mayo". De resultar ciertas dichas versiones, se podria estar entrando a nivel país, en una etapa de violencia generada por la disputa del poder dentro de la mafia en México, que pudiera durar varios meses y alcanzar cifras de muerte similares a los años 2008 al 2010. Algunas de las razones para sostener tal hipótesis son las siguientes: 1. Versiones periodísticas y de órganos de inteligencia, sostienen que la disputa por el control del cartel no es únicamente de la facción de Damaso López y la facción de los "Chapitos". Sino que cada uno de estos liderazgos a hecho alianzas con otras organizaciones criminales, precisamente con la intención de fortalecerse de cara a una guerra. 2. El fin del sexenio de Enrique Peña Nieto deja imposibilitado al gobierno para someter o apaciguar los ánimos dentro de las organizaciones criminales. Por el contrario, la cercanía de fechas con la sucesión presidencial, hace que la política de seguridad dictada desde los Pinos durante este sexenio, sea no solamente ignorada por las organizaciones criminales, sino directamente confrontada por parte de los grupos que se sintieron amenazados, atacados e icluso "traicionados" durante el gobierno de Peña. 3. De igual manera que comentamos el fin de periodo del gobierno mexicano actual, y las consecuencias de la "no obediencia" por parte de los grupos criminales. El gobierno de los Estados Unidos y sus agencias como el ICE, la DEA, FBI, ATF, etc. también se encuentran en plena transición debido a la salida del gobierno de Barack Obama y la entrada del gobierno de Donald Trump. Por lo tanto las políticas y los "acuerdos", que regirán a estas agencias durante el nuevo gobierno de Trump, no han sido plenamente definidas y mucho menos ejercidas. Situación que acrecienta la confrontación e incertidumbre de las mafias de este lado de la frontera. 4. Cada una de las facciones y organizaciones en disputa tienen representación y alcances reales a lo largo y ancho del territorio nacional. Por lo que lamentablemente es de esperar que "un temblor" dentro del territorio de la cuna del cartel, tenga la capacidad de generar verdaderos "tsunamis" a lo largo y ancho de las entidades federativas, incluyendo el estado de Chihuahua. No de trata de ser ave de mal agüero, pero hay verdaderos hechos consumados que nos permiten considerar la posibilidad de que la guerra ha comenzado y no tiene manera de detenerse en el corto plazo. En Chihuahua, y no se diga los estados del pacífico mexicano, es sintomático el alarmante aumento en el número de ejecuciónes y homicidios en los últimos meses. Con la extradición de Joaquín Guzmán, se marca el término de una época dentro de las organizaciones criminales en México. Y la guerra que ha iniciado nos pone frente al nacimiento de una nueva generación de capos, que pretenden encumbrarse dentro del lucrativo y millonario negocio que por años el gobierno mexicano ha impulsado y solapado.

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Historias comunes

    2017-09-04 09:06:09 | Fernando Herrera Martínez

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Siempre se ha sabido que los abogados de gobierno, independientemente del orden del que se trate, federal, estatal y municipal, porque están mal pagados, mal preparados y tienen exceso de trabajo


        

    El respaldo de un ministerio público es el agente investigador, si éste hace bien su trabajo, entregará un expediente sólido y defendible, incluso, ganable; de lo contrario, el ministerio público sólo hará los trámites ante los juzgados para ser derrotado. Históricamente, en nuestro país, los expedientes están mal armados, con una base indagatoria mal hecha, en donde el rigor del proceso para hacerse de pruebas no es respetado ni los derechos de los probables responsables, por lo que, aunque los capturen, terminan saliendo libres, por la mala actuación de la representación social.

    El dinero público no es suficiente para llevar a cabo un buen proceso de armado de expedientes contra alguien, siempre ha sido un problema para el país, la pésima actuación de toda la cadena que conforma la procuración de justicia.

    En cambio, quien enfrenta problemas con la justicia, si carece de dinero, sólo tiene que esperar el tiempo necesario para que brinquen los errores y los jueces los dejen libres, pero, teniendo dinero, se puede hacer lo que sea, hasta exhibir a los policías investigadores, ministerios públicos y sus jefes. Es algo con lo que la sociedad ha aprendido a vivir, algunos le han denominado la puerta giratoria, en donde los delincuentes entran para volver a salir, a salvo el tiempo que tardan unos u otros.

    En asuntos de los políticos también se ha sabido siempre que hay impunidad, que es más el ruido que las nueces, que entre ellos se protegen, al menos, en el tiempo del llamado partido hegemónico. A salvo, casos emblemáticos como el de Salinas De Gortari contra Joaquín, “la quina” a quien se le cobró a muy alto precio su traición y apoyo a Cuauhtémoc Cárdenas, o, el anterior, de Díaz Serrano, que pagó por el sexenio del perro, y por su pretensión de ser presidente. Recientemente, la Maestra Elva Esther Gordillo pagó, y sigue pagando, la indisciplina con el actual gobierno, amén de los apoyos dados a Fox y Calderón respectivamente.

    Esos asuntos fueron cobrados con altos intereses, por la gravedad de las ofensas al sistema o nomenclatura. De los escándalos más sonados de políticos caídos en desgracia está el del exgobernador Mario Villanueva Madrid, de Quintana Roo, que ha pasado 20 años en la cárcel, a partir de su captura, luego de huir, siendo gobernador. Andrés Granier de Tabasco, Jesús Reyna de Michoacán, Flavino Ríos de Veracruz. Luego hay dos amparados pero sujetos a proceso, Rodrigo Medina de Nuevo León y Reynoso de Aguascalientes. Antes, con Calderón, Pablo Salazar Mendiguchía pasó 17 meses en la cárcel en el sexenio, Narciso Agúndez sólo 203 días.

    Ahora, en la pluralidad de los partidos que cogobiernan el país, han entrado a la cárcel asuntos muy sonados de corrupción, como el Padrés de Sonora, que con una huelga de hambre consiguió que sacarán a su hijo de Almoloya, a otra cárcel menos dura y luego fuese liberado absuelto de cargos, dejando claro que él paga, pero que el sistema libra a su familia. Lo estamos viviendo con Duarte, el de Veracruz, en donde sólo él fue arrestado en Guatemala, extraditado, y con una huelga de hambre, paró las intenciones de arrestar a su esposa. Sigue en prisión, al igual que Padrés, pero uno y otro están peleando con ese sistema débil en el armado de expedientes y defensa de casos. Actualmente, están siendo investigados o perseguidos César Duarte de Chihuahua, Fidel Herrera de Veracruz y Gabino Cué de Oaxaca. Tomás Yarrinton está arrestado en Italia y será extraditado a USA y después a México. Roberto Borge está preso en Panamá y México quiere traerlo extraditado, veremos qué pasa. En medio de todo este entramado de impunidad, corruptelas, traiciones, investigados, perseguidos y presos, el abogado de Duarte, el de Chihuahua, Aguilar Zincer, demuestra, una vez más, la debilidad del armado de los expedientes punitivos por empleados de gobierno, al ganarles una partida en la larga lucha que les espera, por lo pronto, ya le entregaron algunas propiedades. Con la pena para el estado y sus autoridades.

     

     

    fernandoherrera1956@hotmail.com

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn