×
  • LOCAL
  • ESTATAL
  • EL GRILLERO
  • EL PAÍS
  • DEPORTES
  • LA OPINIÓN
  • TRIBUNA
  • INSÓLITO
  • ESPECTÁCULOS
  • POLÍTICA
  • MUNDO
  • CLASIFICADO
  • CONTACTO


  • Una guerra que no terminará pronto.

    2017-02-19 23:52:33 | Jorge Velázquez Quiroz

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Hace unos días se hizo público, mediante medios informativos, el conflicto dentro del Cartel de Sinaloa. Esto por la publicación de una supuesta carta que hicieron circular los hijos de Joaquín Guzmán Loera, alias "El Chapo"


        

    En la carta atribuida a los hermanos Ivan Archivaldo y Alfredo, de apeidos Guzmán Salazar, se narran los hechos de una supuesta reunión convocada por el compadre del Chapo Guzmán y una de las cabezas gerenciales del cartel, Damaso Lopez Nuñez alias "El Licenciado". En dicha reunión según la versión de la misiva, habrían sido atacados por pistoleros al servicio de Damaso, en un intento de asesinato, los hijos del Chapo y su también compadre y socio, Ismael Zambada "El Mayo". De resultar ciertas dichas versiones, se podria estar entrando a nivel país, en una etapa de violencia generada por la disputa del poder dentro de la mafia en México, que pudiera durar varios meses y alcanzar cifras de muerte similares a los años 2008 al 2010. Algunas de las razones para sostener tal hipótesis son las siguientes: 1. Versiones periodísticas y de órganos de inteligencia, sostienen que la disputa por el control del cartel no es únicamente de la facción de Damaso López y la facción de los "Chapitos". Sino que cada uno de estos liderazgos a hecho alianzas con otras organizaciones criminales, precisamente con la intención de fortalecerse de cara a una guerra. 2. El fin del sexenio de Enrique Peña Nieto deja imposibilitado al gobierno para someter o apaciguar los ánimos dentro de las organizaciones criminales. Por el contrario, la cercanía de fechas con la sucesión presidencial, hace que la política de seguridad dictada desde los Pinos durante este sexenio, sea no solamente ignorada por las organizaciones criminales, sino directamente confrontada por parte de los grupos que se sintieron amenazados, atacados e icluso "traicionados" durante el gobierno de Peña. 3. De igual manera que comentamos el fin de periodo del gobierno mexicano actual, y las consecuencias de la "no obediencia" por parte de los grupos criminales. El gobierno de los Estados Unidos y sus agencias como el ICE, la DEA, FBI, ATF, etc. también se encuentran en plena transición debido a la salida del gobierno de Barack Obama y la entrada del gobierno de Donald Trump. Por lo tanto las políticas y los "acuerdos", que regirán a estas agencias durante el nuevo gobierno de Trump, no han sido plenamente definidas y mucho menos ejercidas. Situación que acrecienta la confrontación e incertidumbre de las mafias de este lado de la frontera. 4. Cada una de las facciones y organizaciones en disputa tienen representación y alcances reales a lo largo y ancho del territorio nacional. Por lo que lamentablemente es de esperar que "un temblor" dentro del territorio de la cuna del cartel, tenga la capacidad de generar verdaderos "tsunamis" a lo largo y ancho de las entidades federativas, incluyendo el estado de Chihuahua. No de trata de ser ave de mal agüero, pero hay verdaderos hechos consumados que nos permiten considerar la posibilidad de que la guerra ha comenzado y no tiene manera de detenerse en el corto plazo. En Chihuahua, y no se diga los estados del pacífico mexicano, es sintomático el alarmante aumento en el número de ejecuciónes y homicidios en los últimos meses. Con la extradición de Joaquín Guzmán, se marca el término de una época dentro de las organizaciones criminales en México. Y la guerra que ha iniciado nos pone frente al nacimiento de una nueva generación de capos, que pretenden encumbrarse dentro del lucrativo y millonario negocio que por años el gobierno mexicano ha impulsado y solapado.

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Más de una bebida alcohólica al día eleva riesgo de mortalidad y cáncer

    2018-06-20 05:57:47 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Científicos analizaron si el peligro de mortalidad o de sufrir un cáncer difería entre las personas con diferentes cantidades de ingesta de alcohol a lo largo de su vida, utilizando datos de 99 mil 654 personas de EU


        

    WASHINGTON

    El riesgo de mortalidad y de desarrollar algunos tipos de cáncer aumenta en aquellas personas que toman más de una bebida alcohólica al día a lo largo de su vida, según un estudio publicado en la revista especializada PLOS Medicine.

    Los científicos analizaron si el peligro de mortalidad o de sufrir un cáncer difería entre las personas con diferentes cantidades de ingesta de alcohol a lo largo de toda su vida, utilizando datos de 99 mil 654 personas de Estados Unidos.

    El equipo de investigadores, liderado por Andrew Kunzmann, de la Universidad Queen’s de Belfast (Irlanda del Norte), estudió los casos de estas personas durante un promedio de 8.9 años, y el consumo de alcohol se midió a través de un cuestionario administrado entre 1998 y 2000.

    Durante el estudio, se produjeron nueve mil 559 muertes y 12 mil 763 casos de cáncer primarios entre los participantes.

    Los analistas observaron la conocida como curva en J, muy habitual en medicina, que denota que la mesura y la prudencia es la opción óptima.

    Así, en comparación con los bebedores ligeros (1-3 bebidas por semana), aquellos que consumían una bebida alcohólica a la semana (bebedores infrecuentes), además de los que tomaban entre 2 y 3 al día y más de tres diarias registraron más fallecimientos durante el periodo estudiado.

    Este hallazgo sugiere, según los investigadores, algún tipo de efecto protector del consumo leve de alcohol, particularmente en muertes por enfermedades cardiovasculares.

    Por el contrario, el riesgo de cáncer y de mortalidad relacionada con esa enfermedad sí aumentó de manera lineal con el consumo de alcohol durante toda la vida.

    Además, los bebedores ligeros de por vida tuvieron el menor riesgo combinado de mortalidad y desarrollo de cáncer.

    Este estudio proporciona una mayor comprensión de la compleja relación entre el consumo de alcohol, la incidencia del cáncer y la mortalidad por enfermedades y puede ayudar a informar las directrices de salud pública”, concluyeron los autores.

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn