×
  • LOCAL
  • ESTATAL
  • EL GRILLERO
  • EL PAÍS
  • DEPORTES
  • LA OPINIÓN
  • TRIBUNA
  • INSÓLITO
  • ESPECTÁCULOS
  • POLÍTICA
  • MUNDO
  • CLASIFICADO
  • CONTACTO


  • El Clásico de los Clonados...

    2017-02-16 22:58:21 | El Pionero

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Alguna vez fue el Clásico de las Canteras. Hoy, es el Clásico de las Carteras... y de uno que otro carterista. América y Chivas, con sus raíces ocultas, con sus genes percudidos. El Clásico de los Clonados


        

    Generaciones genuinas. Sangre de su sangre y carne de su carne. Con el ADN del odio deportivo, inoculado de los colores antagonistas. Los Capuleto y los Montesco, sin Romeo ni Julieta. Tiempos hubo, no tan apergaminados, no tan mustios ni tan marchitos de olvido, aunque sí de nostalgia, en el que la sangre se mantenía casi pura, o se agregaban verdaderos futbolistas notables. Tiempos épicos hubo de Javier Aguirre, Armando Manzo, Alfredo Tena, Vinicio Bravo, Mario Trejo, Cristóbal Ortega, Carlos De los Cobos y Carlos Hermosillo, base de selecciones mexicanas. Tiempos en que El Nido empollaba Águilas genuinas. Y después, algunos como Germán Villa, Cuauhtémoc Blanco, e incluso algunos que se cobijaron genuina y lealmente hasta la médula de ese apasionamiento, como Zague, Pável Pardo y Duilio Davino. Y antes, la generación de Enrique Borja, Prudencio Cortés, Pichojos Pérez, Popeye Trujillo, Monito Rodríguez y Juan Manuel Borbolla, a la que se agregaron extranjeros de legítimo compromiso como Carlos Reinoso y Roberto Hodge. Y en Chivas, desde la generación de los De la Torre (Yayo, Chepo y Néstor), con Demetrio Madero, Fernando Quirarte, Zully Ledezma y Pelón Gutiérrez, en su momento jugadores clave en el Tri. Y sin dejar de lado al época del Campeonísimo, pero algunos de ese equipo, llegaron de otros clubes como SUTAJ (Mellone Gutiérrez), otro del Oro (Héctor Hernández) o del Atlas (Tigres Sepúlveda), del Imperio (Jamaicón Villegas), pero ellos y otros más de ese grupo legendario terminaron como íconos de un equipo de época, del "Equipo del Siglo", como lo bautizó Tubo Gómez. Tiempos hubo, pues, en que cada Clásico Nacional era una batalla genuina, con una declaratoria de principios y una declaración de guerra, desde los orígenes. Cero tregua y cero tolerancia. ¿Intercambia camisetas? Era linchamiento obligado en el vestuario y para la tribuna. Tiempos hubo, en que en verdad cada Clásico era un Clásico de Cantera, con el Guadalajara empuñando sus bayonetas con una devoción absoluta contra Atlas y América, en ese orden. Hoy, ambos, buscan hasta en Amazon y por catálogo a sus candidatos a refuerzos... En las nóminas actuales de Chivas y América, en los equipos titulares más recientes, escasea la sangre legítima, el legado ortodoxo. América sólo presenta ocasionalmente a un Edson Álvarez, Carlos Rosell o a Gil Burón. Por reglamento aparecen Oribe Peralta o Chepe Guerrero, de otras cunas, mientras nueve plazas las ocupan extranjeros. Bajo la doctrina de Chivas, el mexicanismo, hay más sangre genuina del Rebaño, pero no en mayoría. Sólo Ángel Zaldívar, si no juega Pulido, además de Chapito Sánchez y relativamente podemos agregar a La Chofis López, quien llega de Torreón y porque no llenó el ojo de buscadores de Santos. Porque el resto en Chivas, es de una fuerte inversión: Alan Pulido y Rodolfo Pizarro, cada uno, en operaciones de 16 millones de dólares. Y el resto de los titulares, llegaron con cifras muy elevadas de por medio, de otras latitudes: Orbelín Pineda, Rodolfo Cota, Isaac Brizuela, Gallito Vázquez, Oswaldo Alanís, Jair Pereira, Aris Hernández, mientras Carlos Fierro y Michael Pérez sólo reciben oportunidades ocasionalmente. Se habrán amamantado genuinamente para entender y descifrar, y poder representar esa rivalidad poderosa de sentir en la sangre propia, la sangre ajena. Bueno, recordemos que dentro de sus disparatadas frases, ya Matías Almeyda dijo que "ya llevo muy adentro de la sangre a México". Versos de populismo... Sí, un Clásico de Clonados, entendible, y justificado por muchos, sin que sea justificable, "en estos tiempos de globalización". Una rivalidad que alguna vez fue Clásico de Cantera y hoy es, desangradamente, un Clásico de Carteras.

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Historias comunes

    2017-09-04 09:06:09 | Fernando Herrera Martínez

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Siempre se ha sabido que los abogados de gobierno, independientemente del orden del que se trate, federal, estatal y municipal, porque están mal pagados, mal preparados y tienen exceso de trabajo


        

    El respaldo de un ministerio público es el agente investigador, si éste hace bien su trabajo, entregará un expediente sólido y defendible, incluso, ganable; de lo contrario, el ministerio público sólo hará los trámites ante los juzgados para ser derrotado. Históricamente, en nuestro país, los expedientes están mal armados, con una base indagatoria mal hecha, en donde el rigor del proceso para hacerse de pruebas no es respetado ni los derechos de los probables responsables, por lo que, aunque los capturen, terminan saliendo libres, por la mala actuación de la representación social.

    El dinero público no es suficiente para llevar a cabo un buen proceso de armado de expedientes contra alguien, siempre ha sido un problema para el país, la pésima actuación de toda la cadena que conforma la procuración de justicia.

    En cambio, quien enfrenta problemas con la justicia, si carece de dinero, sólo tiene que esperar el tiempo necesario para que brinquen los errores y los jueces los dejen libres, pero, teniendo dinero, se puede hacer lo que sea, hasta exhibir a los policías investigadores, ministerios públicos y sus jefes. Es algo con lo que la sociedad ha aprendido a vivir, algunos le han denominado la puerta giratoria, en donde los delincuentes entran para volver a salir, a salvo el tiempo que tardan unos u otros.

    En asuntos de los políticos también se ha sabido siempre que hay impunidad, que es más el ruido que las nueces, que entre ellos se protegen, al menos, en el tiempo del llamado partido hegemónico. A salvo, casos emblemáticos como el de Salinas De Gortari contra Joaquín, “la quina” a quien se le cobró a muy alto precio su traición y apoyo a Cuauhtémoc Cárdenas, o, el anterior, de Díaz Serrano, que pagó por el sexenio del perro, y por su pretensión de ser presidente. Recientemente, la Maestra Elva Esther Gordillo pagó, y sigue pagando, la indisciplina con el actual gobierno, amén de los apoyos dados a Fox y Calderón respectivamente.

    Esos asuntos fueron cobrados con altos intereses, por la gravedad de las ofensas al sistema o nomenclatura. De los escándalos más sonados de políticos caídos en desgracia está el del exgobernador Mario Villanueva Madrid, de Quintana Roo, que ha pasado 20 años en la cárcel, a partir de su captura, luego de huir, siendo gobernador. Andrés Granier de Tabasco, Jesús Reyna de Michoacán, Flavino Ríos de Veracruz. Luego hay dos amparados pero sujetos a proceso, Rodrigo Medina de Nuevo León y Reynoso de Aguascalientes. Antes, con Calderón, Pablo Salazar Mendiguchía pasó 17 meses en la cárcel en el sexenio, Narciso Agúndez sólo 203 días.

    Ahora, en la pluralidad de los partidos que cogobiernan el país, han entrado a la cárcel asuntos muy sonados de corrupción, como el Padrés de Sonora, que con una huelga de hambre consiguió que sacarán a su hijo de Almoloya, a otra cárcel menos dura y luego fuese liberado absuelto de cargos, dejando claro que él paga, pero que el sistema libra a su familia. Lo estamos viviendo con Duarte, el de Veracruz, en donde sólo él fue arrestado en Guatemala, extraditado, y con una huelga de hambre, paró las intenciones de arrestar a su esposa. Sigue en prisión, al igual que Padrés, pero uno y otro están peleando con ese sistema débil en el armado de expedientes y defensa de casos. Actualmente, están siendo investigados o perseguidos César Duarte de Chihuahua, Fidel Herrera de Veracruz y Gabino Cué de Oaxaca. Tomás Yarrinton está arrestado en Italia y será extraditado a USA y después a México. Roberto Borge está preso en Panamá y México quiere traerlo extraditado, veremos qué pasa. En medio de todo este entramado de impunidad, corruptelas, traiciones, investigados, perseguidos y presos, el abogado de Duarte, el de Chihuahua, Aguilar Zincer, demuestra, una vez más, la debilidad del armado de los expedientes punitivos por empleados de gobierno, al ganarles una partida en la larga lucha que les espera, por lo pronto, ya le entregaron algunas propiedades. Con la pena para el estado y sus autoridades.

     

     

    fernandoherrera1956@hotmail.com

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn