×
  • LOCAL
  • ESTATAL
  • EL GRILLERO
  • EL PAÍS
  • DEPORTES
  • LA OPINIÓN
  • TRIBUNA
  • INSÓLITO
  • ESPECTÁCULOS
  • POLÍTICA
  • CLASIFICADO
  • CONTACTO


  • BARBAS. PODER. DICHO. IDEA. BASURA.

    2020-02-19 07:42:40

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    Ya conocemos al Jefe Diego: su mecha es corta, si es que tiene. Al inicio del actual gobierno federal algo le picó y se fue con todo contra el señor presidente. Qué no le dijo. Después se calmó y se calló


        

    [% orquidea_tag %]Pero la semana pasada volvió a arremeter luego de que en una mañanera le dijeron “abogado chicanero”. Eso lo encendió y de vuelta a calificar de todo y por todo al inquilino del Palacio Nacional. Hasta las barbas le tiemblan al referirse a la cuarta T y a su líder. 

    Parece cosa de pocos días para que el aún magistrado Ramírez vaya a dar a la helada cárcel. Su desafuero está más que cantado desde hace tiempo, y en radio pasillo del Congreso del Estado su desafuero se da por descontado. Acusado de enriquecimiento ilícito, siente cerca la tétrica presencia de San Guillermo. Como medio, lo que podemos pedir es justicia y no ajuste de cuentas políticas. Sobran frases para describir lo endeble y perecedera que es la duración del poder y lo fuertes que son las caídas.  

    La Gobernadora de la CDMX ya no se la acaba con el terrible caso de los feminicidios. Un día sí y otro también le tupen a causa de la serie de espantosos crímenes que han estado sucediendo en sus terrenos, donde según sus promesas, bajo su autoridad sería, como dijo Luis Spota,”casi el paraíso”, y resulta que es casi el infierno. Del dicho al hecho, decimos en La Loma de Pérez.

    Se les prendió el foco. El anuncio del gran proyecto turístico que anuncian para Rosales, sobre todo para Las Vírgenes, es algo que llevamos años esperando. El historial, la belleza, la magia y majestuosidad de sus cercanías, la sierra que enmarca el panorama, así lo demanda. Bien por los amigos de la feliz idea.  

    Ya estamos perdiendo la esperanza. Nos referimos al lenguaje cada vez más procaz con que se dirigen a la máxima autoridad del país. Qué lejos los tiempos aquellos en que la sola investidura presidencial era sinónimo de respeto, de comedimiento, incluso de temor reverencial y muy seguido de miedo cerval. Eso ya se acabó. Ahora se dirigen al presidente en turno con las más bajas groserías. Sin asustarnos, sin adoptar falsas moralinas, esto ya se descontroló. O, como dicen, ya valió. Quizá el mismo señor presidente tenga algo de culpa al buscarle ruido al chicharrón con sus chistoretes y ocurrencias, y la raza que nada más un pretexto quiere, le agarra la palabra y lo pone de la basura, acabando con todo lo que significaba respetabilidad y decoro.

    Los lecheros de la región siempre han sido tenaces, luchadores, trabajadores, además, desde luego, de madrugadores.Estas características los han colocado en un lugar muy especial en la economía y el progreso, pero también los han metido en frecuentes líos, generalmente a causa del precio de su albo producto. En una de esas andan ahora, incluso con el socorrido recurso de los bloqueos carreteros, como el de ayer. Mesura y negociación, dicta la prudencia. Oportunismo y violencia, aconseja el oportunismo, que nunca falta. Como ayer.  

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn