×
  • LOCAL
  • ESTATAL
  • EL GRILLERO
  • EL PAÍS
  • DEPORTES
  • LA OPINIÓN
  • TRIBUNA
  • INSÓLITO
  • ESPECTÁCULOS
  • POLÍTICA
  • CLASIFICADO
  • CONTACTO


  • Falleció en su natal Hermosillo José Ramón Ramírez, ex pitcher de Algodoneros 4 veces campeón con la 3ª Zona

    2019-07-20 14:07:07

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn

    El beisbol de la Tercera Zona se encuentra de luto tras el fallecimiento en su natal Hermosillo, Sonora, víctima de la diabetes que padecía, del ex lanzador de Algodoneros José Ramón Ramírez “El Brujo”, cuatro veces campeón estatal en los años 2003, 2005, 2007 y 2010, en la mejor década en cuanto a campeonato junto con la de los sesentas cuando se coronaron de manera consecutiva cuatro años de 1965 a 1968.


        

    José Ramón, quien duró también alrededor de 12 años como trabajador del municipio, en Servicios Públicos Municipales, desempeñándose últimamente en Desarrollo Social, padecía de diabetes y seguía trabajando, pero a raíz de su enfermedad se quedaba en ocasiones dormido.

    El llegó a lanzar a una velocidad de 88 millas. Llegó a Delicias alrededor del año 2000.

    José Roque Soltero Rodríguez, secretario general del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Municipio de Delicias (SUTSEMUDE) y quien fuera presidente del Comité Regional de Béisbol de la Tercera Zona en los años 2013 y 2014 informó que a raíz de la enfermedad del lanzador se comunicaron con la familia a Hermosillo y hará cosa de unos 10 días vinieron por él y desgraciadamente falleció allá en su tierra natal, al lado de su familia.

     Soltero Rodríguez dijo que el ex pelotero estuvo casado y estaba separado o divorciado. Lo recuerda como un gran lanzador y como persona muy amable y trabajadora, pero le arreció la diabetes, se adormecía, hasta que ya no pudo trabajar.

    Desempeñaba trabajos de manera normal, hasta que lo alcanzó la enfermedad.

    “Todos lo apreciaban mucho”, dijo Roque, quien agradeció a través de este medio a Don Alfredo Sánchez, líder de la Porra Naranja, y a su señora esposa, quienes hicieron mucho por José Ramón, realizando varias actividades para comprarle medicamentos y fueron para el pitcher cuatro veces campeón estatal como sus padres adoptivos.

    El ex presidente del Comité Regional y líder sindical se pronuncia y hace un llamado al Comité y al Patronado para que le hagan un homenaje, pues se lo merece por la gloria que le dio a Algodoneros.

    Quien no recuerda por ejemplo el campeonato del 2003, conseguido tras una sequía sin títulos de 17 años de la mano del manejador Juan Palafox Márquez, al derrotar en la Gran Final a los Dorados de Chihuahua.

    Ese año del 2003 Algodoneros inició titubeante el torneo, se dieron de baja algunos peloteros y subieron otros, siendo el más importante de ellos el debut del tercera base Marco Antonio Patiño. La base sólida del equipo por supuesto con Aaron García (Aaron Castro), Carlos García, Mario Luna, Pepón Zubía, Iván Sánchez, y el pitcheo comandados por Orlando Moreno, Obed Posadas, “Pochas” Ríos, el recién fallecido José Ramón Ramírez, Mario Gaxiola, López Burque. 

    Ese año la final fue, como ya se dijo, contra los Dorados de Chihuahua, en donde los de la capital ganaron el primero en Delicias, para luego dividir honores tras los juegos 1 y 2 disputados en el Gran Estadio Delicias. 

    Para la siguiente semana se pagaba la visita y fue un juego de volteretas que al final ganó Dorados con un grand slam de Tino Gardea.

    En el cuarto juego reaparece Aarón García (Castro) tras cumplir un castigo y fue la diferencia durante ese partido botándole la pelota al abridor de los Dorados el “Gary” Espadas. Se empataría la serie 2-2 al volver al triunfo Algodoneros.

    Para el quinto Aarón la vuelve a sacar del parque también para darle el triunfo a Algodoneros y ponerse arriba 3-2. El sexto de la serie se llevó en el recién inaugurado Gran Estadio Delicias, en donde hubo de todo, hasta un helicóptero de Gobierno del Estado que el entonces gobernador Patricio Martínez García envió para asistir en las labores de acondicionamiento del terreno, después de de la lluvia.

    Algodoneros ganó el sexto en extra innings y la serie 4-2 tras un batazo productor de Aarón Castro que traería a Marco Patiño al plato con la carrera del título, y finalmente Algodoneros volvía a ser campeón de nuevo, tras 17 años de sequía campeonil.

    Después vendrían los títulos del 2005 con la dirección técnica de Arturo Morales Barrientos, el 2007 de la mano de Javier Morales y el del 2010 con la conducción de Marcelo Juárez, las cuatro coronas donde participó José Ramón Ramírez, un jugador que tenía desde edad temprana un problema en uno de sus ojos que perdió a raíz de una astilla que se le incrustó durante un juego en sus años mozos en su tierra natal, pero que eso no fue impedimento para brillar como los grandes. DEP. 

    Facebook Twitter Pinterest Google Reddit LinkedIn